Jerez

‘Más fuerte que el vinagre de Jerez’: la lucha de una joven jerezana contra la leucemia

Hace apenas una semana que esta joven militar de 28 años y madre de un niño de 8 meses recibió el diagnóstico aferrada a su premisa de vida y su mejor sonrisa

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Alba desde su habitación del Hospital. -

“Más fuerte que el vinagre de Jerez”. Este siempre ha sido el lema de Alba Barrera, una militar jerezana del Ejército del Aire de 28 años y madre de un bebé de ocho meses, para afrontar las adversidades que la vida le ha ido poniendo en el camino. Siempre las ha superado a base de trabajo y de actitud y llevando siempre a su tierra por bandera cuando tenía que irse fuera por trabajo. Ahora también lo va a conseguir. 

Hace apenas una semana, el pasado lunes 20, después de un mes y medio de muchas complicaciones de salud, llegó el diagnóstico: leucemia. Un duro golpe que aún está asimilando, pero del que “ya se está levantando”, como cuenta a VIVA JEREZ su pareja Jesús Pérez.

Y así lo ha mostrado ella misma en sus redes sociales, posando desde su habitación de la planta de Hematología del Hospital de Jerez, donde se encuentra aislada para someterse a un tratamiento de quimioterapia durante un mes y medio. Después tendrá que recibir un trasplante de médula. En su familia ya se están moviendo para hacerse donantes. 

En la fotografía que le tomó Jesús este martes, y que otros amigos han empezado a compartir en las redes sociales para animarle, aparece sonriente con el brazo en alto sacando músculo y lanzando un mensaje alto y claro: está "más fuerte que el vinagre de Jerez”. Una premisa de vida llena de positividad y esperanza escrita sobre una cartulina en blanco junto a un corazón.

Junto a ella, las huellas de las manos de colores de sus dos sobrinos Hugo y Lya y de “nuestro bichito de 8 meses”, el primer hijo de la pareja. Los pequeños aún no son muy conscientes, pero los tres le van a llevar de la mano, sin soltarla nunca, como todos los que la quieren, en esta escalada hasta llegar a la cima. 

“Ella es muy jerezana, tenemos un pequeño de ocho meses y al tener seguro privado le pertenecía el Hospital de El Puerto para parir; nos cambiamos porque quería que su hijo llevara Jerez en su DNI. Siempre ha sido mucho del ceceo y de defender el acento de su tierra. Y así lo hacía en Zaragoza, cuando estaba allí destinada. Siempre se lo decía a todo el mundo: “Yo soy jerezana pura; más fuerte que el vinagre de Jerez”, recuerda Jesús divertido. Un dicho al que se aferra más que nunca desde su cama del hospital y poniendo su mejor sonrisa tras pasar unos días "apagadilla".

Su salud comenzó a resentirse hace mes y medio hasta el punto que tuvo que estar ingresada en la UCI durante tres días. “Empezó con malestar en la garganta, que achacábamos a un resfriado, se asfixiaba mucho…pero luego vinieron muchos dolores de cabeza y problemas de audición, porque dejó de escuchar por un oído y también empezó con problemas de visión. Ya no podía más y cuando fuimos a Los Álamos, la mandaron al Hospital San Juan Grande y de ahí le dijeron que tenían que derivarla al Hospital de Jerez”.

Al día siguiente tras estar en Observación, le dijeron la palabra que nunca hubieran querido escuchar. Era leucemia. “Esto es luchar y luchar y poco a poco. Estamos asimilándolo. Nadie está preparado para esto, pero hay que adaptarse a los obstáculos”, indica.

Alba ya ha comenzado a subir la montaña, sabe que le queda un camino largo, pero está convencida de que entre su fuerza y la ayuda de los profesionales médicos, lo va a lograr. De momento, está recibiendo numerosos mensajes de muchas personas incluso sin conocerla de nada para darle todo su apoyo y enviarle mucho ánimo. Desde esta redacción también le mandamos mucha fuerza. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN