Granada

“Camarer@, especie en extinción. Por favor, modere su impaciencia”

Es el mensaje del uniforme en un bar de Motril, en la provincia de Granada. Intentan con él que los clientes se lo tomen con calma y respeten su trabajo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

El uniforme lo deja bien claro.

El uniforme lo deja bien claro.

Amanda y Francisco, tras la barra.

El uniforme lo deja bien claro.

Francisco y Amanda trabajan en el mismo bar, situado frente al Hospital Comarcal Santa Ana de Motril, en la provincia de Granada. Ella es empleada; por el contrario, él es el jefe, el propietario del local. A priori son puestos diferentes… sin embargo, comparten algo muy llamativo, el mensaje que llevan en la espalda de sus camisetas: “Camarer@, especie en extinción. Por favor, modere su impaciencia”.

Una idea de Francisco que llama la atención de todo aquel que cruza la puerta del establecimiento y, sobre todo, “los hace pensar”, cuenta el empresario. El dueño de "Costa Andalucía" relata que en los más de 20 años que lleva trabajando “delante del público” se ha encontrado con todo tipo de clientes. “Aquí en Granada decimos que algunos tienen muy mala follá”. Y es que no siempre es fácil para ellos. A maratonianas jornadas tratando con comensales, de pie, corriendo de un sitio para otro, se suman “malas palabras” y “falta de educación” por parte de demasiadas personas.

“En nuestro caso, que estamos frente al hospital, la gente llega a menudo metiendo prisa para tomarse un café, sin pensar que ni el paciente se va a ir de su habitación ni el hospital se va a mover”, lamenta el hostelero.

Pero parece que el mensaje de la camiseta, además de arrancar sonrisas y provocar muchas fotos, consigue que los clientes se lo piensen dos veces antes de meter presión al personal. De hecho, Amanda asegura que “nunca” ha sufrido ninguna mala experiencia.

LA HOSTELERÍA, UN SECTOR VITAL EN ANDALUCÍA

En Andalucía, la hostelería es un sector vital que emplea a alrededor de 300.000 trabajadores, y representa en torno al 9% de la población activa.

Sin embargo, detrás de estos números se esconde una realidad de precariedad laboral que hace que los jóvenes, especialmente, huyan de este tipo de empleos. Según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la tasa de contratos parciales en la hostelería andaluza roza el 40%, superando el promedio nacional. Además, la temporalidad de los contratos alcanza el 42% en Andalucía, frente al 36% a nivel nacional.

 Los trabajadores a menudo enfrentan jornadas extenuantes y consideran que no se remuneran de forma adecuada. Si a ello se suma el trato y falta de respeto que reciben en ocasiones por parte de algunos clientes, los camareros, efectivamente, podrían estar peligro de “extinción”

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN