Granada

Usuarios de patinetes eléctricos avalan la norma que los regula en el tercer aniversario

Las multas a las que se puede enfrentar un conductor de VMP en Granada por circular por acera o saltarse un semáforo en rojo ascienden a los 200 euros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Patinete eléctrico.

La Asociación para la Movilidad Personal y Ecológica de Granada (Ampeg) ha señalado que la ordenanza que regula el uso de los patinetes eléctricos en la capital granadina, que cumple tres años, está funcionando bien y que no es necesario introducir cambios en la misma, añadiendo que los usuarios de estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP) deben respetar las normas de tráfico como otros conductores.

Según el presidente de la Ampeg, Sergio Ruiz, que lo es también de la Federación Española de VMP, consultado por Europa Press al hilo del tercer aniversario de la puesta en marcha, el 17 de agosto de 2020, de la ordenanza con la que la ciudad regula medios de circulación como los patinetes eléctricos, el "único" problema que sigue habiendo es que "muchos van por las aceras" y "no lo ven bien" que no se pueda, pero "tienen que ir por las calzadas".

Ruiz, que ha hecho hincapié en el respeto a las medidas de seguridad, con uso de casco --aunque no es obligatorio, "es bueno llevarlo"--, o chaleco reflectante y uso de luces por las noches, ha explicado que en este momento, y en esta materia, Granada "es un ejemplo a seguir" y que otras "muchas ciudades están copiando" la estructura de su normativa, que "asemeja" a VMP como los patinetes eléctricos con las bicicletas, y los tratan como un tipo de "vehículo más", que han de cumplir las mismas normas que los demás.

En estos tres años, desde la Ampeg se ha indicado que, al principio, hubo ciertos "problemas" con la aplicación de la normativa, que se fueron solucionando, ha añadido Ruiz, con diversas reuniones con la Policía Local para también familiarizar a los agentes con su contenido.

Este no incluye, por ejemplo, la obligatoriedad de llevar seguro en VMP, como tampoco en bicicletas, al ser, ha explicado el también presidente de la federación española, una competencia de la Dirección General de Tráfico que no puede ser invadida por la normativa municipal.

Sobre el aumento que se registraba hace un año de las multas de la Policía Local de Granada a usuarios de VMP mientras disminuían las sanciones a ciclistas, Ruiz ha indicado gráficamente que "de cero a uno es un cien por cien" y, siendo los patinetes eléctricos un medio que se empieza a utilizar en los últimos años en las ciudades, el incremento entra dentro de la normalidad, no solo en el ámbito municipal sino también nacional.

Las multas a las que se puede enfrentar un conductor de VMP en Granada por circular por acera o saltarse un semáforo en rojo ascienden a los 200 euros, que son de 500 si se descubre que el patinete ha sido trucado y circula a más de 25 kilómetros por hora, y de entre 1.000 y 1.500 si el usuario conduce bajo los efectos de las drogas.
 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN