Granada

Reabren la causa sobre el perro reincidente que atacó a una niña y su madre en Armilla

Ha ordenado la práctica de diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, según consta en un auto notificado este jueves

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Archivo - Edificio judicial de La Caleta

El Juzgado de Instrucción número 3 de Granada ha reabierto la causa en la que se investiga el ataque de un perro de raza potencialmente peligrosa, un rottweiler, a una niña y a su madre en Armilla (Granada) en octubre del año pasado provocando lesiones graves a la progenitora, que tuvo que ser operada, y ha ordenado la práctica de diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, según consta en un auto notificado este jueves, al que ha tenido acceso Europa Press.

Se trata del mismo perro que este pasado lunes por la tarde atacó a otra niña de cinco años a la que mordió en la cabeza y la espalda cuando paseaba sin bozal por la localidad de Ventas de Huelma (Granada) y que ha tenido que ser operada por las lesiones sufridas, de las que se recupera en un centro hospitalario de la capital granadina. El animal iba en ese momento con su dueña, a la que también agredió cuando intentó separarle de la pequeña.

La familia que fue atacada por este mismo perro en Armilla el pasado 21 de octubre denunció los hechos al entender que los dueños pueden ser autores de un delito de lesiones por imprudencia dado que los perros --en aquella ocasión fueron dos-- pudieron salir al exterior del domicilio sin bozal propiciando con ello que se produjera la agresión. El Juzgado de Instrucción archivó la causa, pero tanto la familia afectada, representada por el letrado Manuel Zurita, como la Fiscalía recurrieron.

En un auto fechado este pasado miércoles, al que ha tenido acceso Europa Press, el juzgado estima el recurso de la Fiscalía, teniendo en cuenta que los propietarios de los canes "no poseían diligencia para la posesión de perros potencialmente peligrosos" y que éstos "carecían de bozal, estaban atados con una cuerda que no les impedía salir al exterior del domicilio y además son perros que han tenido problemas anteriormente", de modo que la causa continuará por la presunta comisión por parte de los investigados de un delito de lesiones por imprudencia grave.

La jueza deja así sin efecto el auto por el que el pasado diciembre archivó la causa y acuerda su reapertura, así como la práctica de todas las diligencias de instrucción necesarias para el esclarecimiento de los hechos, entre ellas, la toma de declaración de la madre víctima del ataque y el reconocimiento médico forense tanto de ella como de su hija, a fin de conocer las lesiones físicas y psicológicas que padecen.

La jueza también solicita la ratificación de los policías locales de Armilla que intervinieron en el atestado y que se libre oficio a este cuerpo a fin de que emita informe sobre la situación actual de los canes que se encuentran en depósito en el centro canino Delagos, situado en Ventas de Huelma.

Respecto a la nueva agresión que este perro protagonizó el pasado lunes en Ventas de Huelma, la Guardia Civil investiga por qué el can estaba siendo paseado por su dueña cuando se encuentra ingresado de forma cautelar en esta residencia canina y a disposición judicial por el incidente anterior, sobre el que ahora resolverá la justicia.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN