Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 30/11/2022  

Granada

El hijastro declara que el acusado de degollar a su madre ya la había amenazado antes

Le había comentado la idea de separarse y que una semana antes de los hechos también le dijo a su hijo que su padrastro la había amenazado con degollarla

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Juicio.

El hijastro del anciano de 79 años que es enjuiciado por un jurado esta semana en la Audiencia de Granada, acusado de degollar a su esposa en Caniles, ha declarado este martes que el marido de su madre la había amenazado poco antes de los hechos con matarla y que ella le había trasladado su intención de separarse.

Este testigo, hijo de una relación anterior de la víctima y que además ejerce en el juicio la acusación particular, ha explicado en su comparecencia que, antes de que ocurriera el crimen -que tuvo lugar el 22 de enero de 2020 en la localidad de Caniles-, su madre estaba pasando más periodos en Badalona (Barcelona), donde el matrimonio había convivido la mayor parte del tiempo.

En este sentido, según han informado a EFE fuentes del caso, ha explicado ante el jurado popular cómo era la relación entre el acusado y su madre, quien le había comentado la idea de separarse y que una semana antes de los hechos también le dijo a su hijo que su padrastro la había amenazado con degollarla.

Durante la segunda sesión de la vista han declarado igualmente como testigos una vecina de Caniles del matrimonio, el taxista que recogió al acusado para acudir al hospital y varios de los guardias civiles intervinientes.

Según ha indicado a EFE el abogado Vicente Rodríguez Quirantes, que ejerce la defensa, estos últimos testigos han acreditado el estado de nerviosismo y de shock en que se encontraba el acusado tras los hechos y que, una vez que fue trasladado al cuartel, reconoció lo ocurrido, lo que podrá ser utilizado por esa parte como una atenuante de confesión tardía.

También habría quedado constatado, según la defensa, que la víctima solía tener la música alta en la vivienda de manera habitual.

Durante la primera sesión del juicio el anciano admitió este lunes ante el jurado que mató a su esposa, pero dijo que no recordaba lo que pasó ese día, ni tampoco que ella le hubiera dicho que quería separarse de él.

El procesado, que se enfrenta a una petición fiscal de 25 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía, con las agravantes de parentesco y género, pidió perdón al inicio del juicio por lo ocurrido: "Siento mucho lo hecho y pido mil perdones", sentenció.

La acusación particular solicita para él 22 años de prisión por asesinato, mientras que la defensa ha planteado de forma provisional que concurre una eximente completa por alteración psíquica.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN