Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 17/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Granada

Una mujer acepta 5 años por el incendio en la casa donde vivía su hija dependiente

Tras un acuerdo de conformidad en que la Fiscalía le ha retirado el cargo de haber intentado matar a su descendiente con el fuego

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Juzgados.

La mujer de 73 años acusada de incendiar la casa que compartía con su hija dependiente, de 44 años, en Lecrín (Granada), ha aceptado este lunes cinco años de prisión tras un acuerdo de conformidad en que la Fiscalía le ha retirado el cargo de haber intentado matar a su descendiente con el fuego.

De este modo la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha condenado 'in voce' a la acusada, después de que la Fiscalía, que le pedía inicialmente 17 años por, entre otros delitos, tentativa de homicidio, rebajara su petición a cinco por un ilícito de incendio, con el atenuante de confesión.

Su defensa, representada por el abogado Francisco Jiménez, se ha adherido a esta petición, cuando inicialmente rebajaba la calificación de los hechos a supuestos daños provocados por incendio, con pena de entre uno y tres años de prisión, partiendo de la base de que nunca quiso poner en peligro la vida de su hija ni la seguridad de sus vecinos, sino llamar la atención sobre la situación que estaban pasando tras su divorcio.

Antes de reconocer los hechos, en los términos en que se han reflejado tras el acuerdo, la procesada, que está en prisión provisional desde un día después de que ocurrieran, el pasado 13 de agosto, se ha encontrado antes de ser esposada con su hija a las puertas de la Sección Segunda. "Estoy aquí por ti", le ha dicho, ambas emocionadas.

También ante el tribunal ha expresado llorando que lo único que quiso fue "proteger" a su hija, "que no tiene nada". Tras la modificación de los hechos en el escrito de conclusiones definitivas de la Fiscalía, la sentencia recogerá que en torno a las 2,00 horas de aquel día, la procesada "se hizo con dos bombonas de butano de las más de nueve con las que contaba en la vivienda".

Entonces, como reconoció tras ser detenida, colocó una en el dormitorio y otra en el salón-comedor, "ambas estancias de la planta baja de la vivienda", abrió "las espitas de las bombonas" y cortó las "gomas" con "la finalidad de que saliese el gas que contenía y seguidamente aplicó llama", provocando "una explosión por combustión" en la casa, propiedad de su ex esposo y padre de su hija, que será indemnizado por los daños, valorados en más de 4.000 euros.

Dio lugar a que, de un lado, "se quemase una mesita de madera del dormitorio y, de otro, en el salón, amén de quemarse el sofá", que "se derrumbase la pared que separaba la citada estancia del pasillo". Ella no sufrió lesión alguna, y tampoco su hija.

Del vástago, el fiscal detalla que "presenta analfabetismo así como limitaciones por áreas y grados de afectación que, por su cuadro, le impiden parcialmente" la toma de "decisiones económico-jurídico-administrativas, habilidades para manejo de vehículos y/o armas" o "en relación a procedimientos judiciales", todo ello "habiéndose cronificado su evolución", que es "difícilmente reversible por la falta de estudios y de recursos".

TE RECOMENDAMOS