Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 17/05/2022  

Granada

Ratifican la pena de 10 años al condenado por la muerte a puñaladas en calle Elvira

Un jurado popular encontró culpable en Granada de la muerte a puñaladas con una navaja de unos 20 centímetros de hoja de un chico de 21 años

Publicidad Ai
  • Real Chancillería de Granada, sede del TSJA y de la Audiencia Provincial de Granada.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia que condenó a diez años y medio de prisión por homicidio a un joven al que un jurado popular encontró culpable en Granada de la muerte a puñaladas con una navaja de unos 20 centímetros de hoja de un chico de 21 años en el transcurso de una pelea a la salida de una discoteca de la zona de la calle Elvira.

Cabe recurso ante el Supremo contra esta sentencia de la Sala de lo Civil y Penal, consultada por Europa Press, con la que se resuelve el recurso presentado por el principal condenado por el caso, que también lo fue a multa de 180 euros por lesiones a otro joven, al igual que los otros cuatro procesados en este caso.

En el juicio que llevó a cabo con jurado popular la Sección Segunda de la Audiencia Provincial el pasado junio, las defensas de los cinco jóvenes pedían la libre absolución para ellos.

La sentencia de la Audiencia, ahora ratificada por el TSJA, señala que, en un "enfrentamiento" que tuvo lugar entre los dos grupos a la salida de los condenados de una discoteca de la zona, el principal procesado "se dirigió" a su luego víctima mortal, que "intentaba apaciguar los ánimos", y, "portando" en su mano "una navaja de unos 20 centímetros de hoja y con ánimo de acabar con su vida", le "asestó tres puñaladas".

El TSJA ha descartado en su sentencia que se produjera, como estimaba este condenado por homicidio en su recurso, una "vulneración del derecho a la presunción de inocencia" por "errónea valoración de la prueba".

"En el supuesto enjuiciado no puede decirse que haya faltado actividad probatoria para alcanzar la solución condenatoria", resuelve el TSJA sobre la labor tanto del jurado como del magistrado presidente.

En la primera sesión del juicio, el principal acusado negó los hechos. "Yo cogí y me fui", apostilló en relación con el momento en que vio la discusión a la salida de la discoteca, donde indicó que fue con uno de los otros cuatro, mientras que con el resto se habían saludado en la discoteca.

A la salida de la misma, sobre las 7,15 horas del domingo 27 de noviembre de 2016, vio que uno de ellos estaba supuestamente "discutiendo" con "los magrebíes", en alusión a los agredidos.

Su amigo "quiso cogerle" pero "no se entendieron" por lo que le dijo que se fueran de allí "porque no iba" con ellos el asunto. "Yo me fui a mi casa" y el joven procesado con el que había salido "para la suya", ha agregado, negando asimismo que llevara navaja o arma blanca alguna consigo. Habría llegado a su casa pasadas las 8,00 horas y, al levantarse y bajar a la calle, sobre las 11,00 horas, algunos vecinos hablaban de la pelea.

Al ir a casa de su amigo en compañía de un hermano, supo que el primero había recibido un mensaje por parte de otro de los procesados, en que les afeaban que les hubieran "dejado tirados" y que "habían reventado" a los jóvenes, siempre según la versión que dio ante el tribunal el principal acusado.

Sin embargo, "con ánimo de acabar con su vida" le habría asestado al joven "hasta tres puñaladas", según mantuvo la fiscal en su escrito de conclusiones. Los acusados tenían a fecha de juicio entre 38 y 24 años.

El fallecido, de nacionalidad holandesa y residencia en España, murió entre las 9,30 y las 10,00 horas, según hizo constar la fiscal, que detalló que, sobre las 7,30 horas, los cinco procesados salieron de la discoteca y se dirigieron hacia las inmediaciones de un establecimiento de comida, donde supuestamente el luego lesionado "entabló conversación" con ellos, lo que luego se transformó en un "enfrentamiento verbal" que derivó en los hechos juzgados.

TE RECOMENDAMOS