Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 28/05/2022  

Granada

Huéscar y Puebla de Don Fadrique destacan el potencial del futuro Parque de la Sagra

El territorio del futuro Parque Natural, que podría ser una realidad en los próximos meses, se encuentra en los términos de estos dos municipios

Publicidad Ai
  • Sierra de la Sagra.

Los ayuntamientos de Huéscar y Puebla de Don Fadrique, en el norte de la provincia de Granada, se han congratulado de la apertura del plazo de consulta pública relativa a la futura declaración del Parque Natural de la Sierra de la Sagra, que entienden que será un revulsivo para el desarrollo local sostenible de sus territorios con base en productos turísticos acordes con sus elementos naturales y culturales.

El territorio del futuro Parque Natural, que podría ser una realidad en los próximos meses, se encuentra en los términos de estos dos municipios que ven "muy positiva" la noticia, según han indicado sus alcaldes a Europa Press. Para el regidor de Huéscar, Ramón Martínez (Cs), la declaración dará cumplimiento a una "reivindicación histórica" del pueblo desde años atrás.

El Parque Natural sumará un "gran atractivo" para el municipio y su desarrollo económico, y generará actividad para empresas de turismo activo y mundo natural y, en general un "revulsivo para el territorio", ha agregado Martínez.

Se ha mostrado también favorable al criterio por el cual la Sierra constituirá un Parque Natural por sí mismo y no se integrará en el de Castril ampliado, una decisión que defendió en su el pasado la Junta y que causó "controversia". En el Ayuntamiento ahora están "encantados" por que el nuevo espacio verde lleve el nombre de la Sagra, ha finalizado el alcalde de Huéscar.

Por su parte, el alcalde de Puebla de Don Fadrique, Mariano García (PP), ha calificado la decisión de la Junta de impulsar este proceso de "muy acertada" y ha recordado también que el municipio lo reclamaba "desde hace ocho o nueve años", por lo que recibe ahora la noticia con "entusiasmo y esperanza" de cara a la declaración del Parque Natural que confía se pueda resolver "cuanto antes".

En cuanto al "marchamo" que supone el Parque Natural para el municipio, García ha detallado que va a aportar "una marca" que contribuirá al conocimiento de productos de elaboración local como quesos, vinos, pan, o embutidos, contribuyendo de este modo también al "desarrollo agroalimentario".

Por otro lado, abundará en la "promoción turística", así como en la gestión municipal en el entorno natural, pues, en la Zona de Especial Conservación que rige actualmente, los ayuntamientos tienen "voz pero no voto", y, sin embargo, sí formarán parte de la junta rectora del Parque Natural como "representantes de la ciudadanía", ha explicado el alcalde, que ha confiado en que, en resumen, éste pueda repercutir en la articulación de "una marca de desarrollo y promoción", en consonancia con lo que ya ha representado para el norte de la provincia el reconocimiento por la Unesco del Geoparque de Granada.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible informaba el pasado martes al Consejo de Gobierno de la apertura de un plazo de consulta pública relativa al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de la Sagra con el fin de recabar la opinión de los destinatarios potencialmente afectados por la norma que declararía esta zona granadina como Parque Natural para que, de esta forma, cuente con "una adecuada herramienta jurídica de protección".

El plan de ordenación señala el régimen de protección más adecuado para los diferentes ecosistemas y recursos naturales del ámbito territorial al que hace referencia con el fin de mantenerlos, mejorarlos o restaurar su funcionalidad y conectividad.

Para ello, el plan de ordenación se basa, por un lado, en los valores de conservación y demás razones que justifican la aplicación de una nueva figura protectora, como podrían ser aspectos geológicos o la presencia de determinadas especies de flora y fauna, entre otros motivos.

Por otro lado, en su diagnóstico contempla también las principales amenazas y presiones que afectan directa o indirectamente a los valores ambientales que se pretenden proteger.

En el caso concreto de la Sierra de la Sagra, ya en 2015 se declaró el territorio como Zona de Especial Conservación bajo el nombre Sierras del Nordeste para garantizar el mantenimiento de hábitats y especies de importancia a nivel europeo que se encuentran en la zona.

En 2016 se modificó su nombre al de Sierra de la Sagra para identificar la figura con el nombre que tradicionalmente han dado los habitantes del entorno a estas montañas. Este espacio de la provincia de Granada está ya, por tanto, protegido desde el punto de vista ambiental, formando parte de la Red Ecológica Europea Natura 2000, y está recibiendo cada vez más visitas de turistas y aficionados al montañismo al tratarse de la segunda zona más elevada de Andalucía, agreste y de enorme singularidad.

En este caso, según destacaba la Junta el pasado martes, los municipios de Huéscar y Puebla de Don Fadrique llevan años solicitando la declaración del Parque Natural Sierra de la Sagra, pero a este respaldo debe sumarse también el de los propietarios de terrenos privados y agentes sociales de la zona afectada, con quienes será preciso reunirse para conocer su opinión al respecto.

Su declaración como parque natural contribuiría a ampliar la conservación de los elementos que conforman la riqueza de la ZEC Sierra de la Sagra, entre los que se encuentra su paisaje, su singularidad geológica o sus valores estéticos, educativos y científicos.

Con una extensión de alrededor de 46.200 hectáreas localizadas en el extremo septentrional de la provincia de Granada, este importante grupo de alineaciones montañosas y macizos aislados de naturaleza caliza incluye elevaciones de más de 2.000 metros de altitud.

TE RECOMENDAMOS