Actualizado: : CET
Lunes, 23/04/2018

Gente, lugares y tradiciones

Torremolinos en el siglo XIX

La obra ‘Un paisaje. Recuerdos de Andalucía, costa del Mediterráneo, junto a Torremolinos’, ganó en 1860 la Primera Medalla de Pintura.

La pintura cuya fotografía se inserta en este artículo corresponde a un paisaje de Torremolinos, de mediados del siglo XIX. Es original del maestro pintor belga afincado en España, Carlos de Haes, quien con este preciso óleo ganó en 1860 la Primera Medalla de los Premios de Pintura en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de España. El título de la obra: ‘Un paisaje. Recuerdos de Andalucía, costa del Mediterráneo, junto a Torremolinos’.


Hemos de tener en cuenta que Torremolinos era entonces una población muy pequeña y el paisaje de Haes quedaba evidentemente fuera del núcleo urbano. En esos tiempos Torremolinos estaba habitada por molineros en su núcleo central, por pescadores en la playa de La Carihuela y probablemente en la de El Bajondillo, y por labradores en la zona de El Calvario. No podemos precisar a qué exacto lugar de Torremolinos corresponde la pintura en cuestión, pero podemos hacernos una ligera idea.


En ese mismo año de 1860, Haes es elegido académico de número de la Escuela Superior de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid.


Fue uno de los mejores maestros paisajistas de España y de Europa entera y tuvo renombrados alumnos que siguieron su depurada técnica.


Carlos de Haes nació en Bélgica el 27 de Enero de 1826 y con tan solo nueve años de edad se trasladó con su familia a Málaga, donde tuvo como maestro al prestigioso pintor Luis de la Cruz. Después regresaría unos años a Bélgica, donde perfeccionó su estilo de la mano del maestro Quinaux. En 1856 regresó a España y pintó los paisajes más emblemáticos que veía en sus viajes por la Península. Destacan entre sus muchas obras el ‘Monasterio de Piedra’ y ‘La Canal de Mancorbo, en los Picos de Europa’. Inculcó en sus alumnos el amor por la naturaleza y sus maravillosos paisajes.


En Noviembre de 1875 se casó con Inés Carrasco Montero. Su matrimonio duró hasta Octubre de 1876, en que falleció su esposa, así como la hija de ésta, ambas de parto, lo cual sumió al pintor en profunda tristeza, algo que se refleja en sus obras a partir de entonces. Haes murió de pulmonía a los 72 años de edad, el 17 de Junio de 1898. Legó sus numerosos cuadros a su discípulo Jaime Morera. Lo más destacado de la obra de Haes se exhibe en el Museo de Málaga, en el Museo de Arte Jaime Morera y en el Museo del Prado.

COMENTARIOS