Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 24/01/2022  

Expositor

'Ni tanto, ni tan calvo'

Hay cronistas políticos que muestran siempre el camino con desdén, casi a regañadientes, procurando dejar sentado que el devenir de los acontecimientos...

Publicado: 03/10/2021 ·
21:53
· Actualizado: 03/10/2021 · 21:53
  • Francisco Reyes y Erik Domínguez
Autor

Manuel Expósito

Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana en Jaén y provincia

VISITAR BLOG

Hay cronistas políticos que muestran siempre el camino con desdén, casi a regañadientes, procurando dejar sentado que el devenir de los acontecimientos inminentes hasta esa columna, la suya, ni se atisbaba y, por lo tanto, cualquier elucubración sobre lo que podría pasar, ni tenía fin plausible y, menos aún, pies y cabeza. Otros, por el contrario, entre los que me incluyo, preferimos avanzar claves de futuro, suficientemente contrastadas aunque al mismo tris de consumarse que de irse al garete, sin aguardar a cambio la mínima referencia a la fuente. Es lo que ocurrió el último lunes con este ‘Expositor’ del que cupo extraerse una retahíla de dimes y diretes, tanto en el seno del PSOE dirigente como en variados foros periodísticos, sin que nadie tuviera la deferencia de mencionar el origen. Así funciona esto, así nos va como colectivo, a escasos días, si algún venerable reservista no lo remedia, de certificar la defunción de la Asociación de la Prensa de Jaén, dado el nulo interés sucesorio que despierta la vacante que deja –demasiado empeño le puso- la presidenta saliente, Fátima Jerez.

El dato, verificable a pie juntillas, es que al liderazgo de Paco Reyes en el PSOE de Jaén le ha salido alternativa/competencia, de la noche a la mañana, cuña de la misma madera, reclamando paso, relevo generacional, de cara al próximo congreso provincial. El movimiento no lo encabezan Felipe Sicilia y Ángeles Férriz, promovidos al ámbito regional merced a la entente cordiale Ferraz/San Vicente, sino otro de sus discípulos, Manuel Lozano, 41 años, alcalde y secretario general de Marmolejo y coordinador comarcal de La Campiña. Lozano dirige la segunda agrupación de los socialistas jiennenses en número de militantes –después de Jaén capital-, ensanchando asimismo su respaldo social en las urnas: de 6 a 8 concejales en 2015 y de 8 a 10 –de 13 posibles- en 2019. Fue el propio Paco Reyes quien descubrió la hoja de ruta de su contestación interna cuando puso en marcha una ronda de contactos con los secretarios de las 110 agrupaciones locales de que consta el PSOE de Jaén al objeto de mostrarles su predisposición a continuar. Sólo una decena se alineó abiertamente con el cambio. Un centenar, pues, le reafirmaba su adhesión. “Paco Reyes es lo mejor que le puede pasar a Jaén y al PSOE de Jaén”. Es el mantra que se propala desde Hurtado y que Reyes escucha reiteradamente de su entorno, amparándose en la gestión de la Diputación. La Diputación es la mejor tarjeta de visita del reyismo.

La delegación jiennense ante el  40º Congreso Federal del PSOE, 15 de octubre, Valencia, compuesta por 37 afiliados, estará liderada por Paco Reyes. El consenso, en este caso, soslayando la celebración de primarias, requería de la rúbrica de dos avalistas. Fueron, a la postre, la jaenera África Colomo y el marmolejeño Manuel Lozano. Lo cortés no quita lo valiente. Habrá que ver si esa misma capacidad de acuerdo se traslada a la relación de compromisarios comprovincianos al XIV Congreso del PSOE-A, 6 de noviembre, Torremolinos. Lo que no admite duda ya es que en el cónclave provincial subsiguiente Reyes tendrá rival, Lozano, por más que éste, en las dos reuniones presenciales recientes que mantuvieron al respecto, haya propuesto a su maestro que dé un paso atrás y acepte, acompañándole, la honorífica presidencia del partido. Va a ser que no, desde la más absoluta cordialidad correligionaria. Uno de dos, condenados a unas primarias que, como bien sabido, y sufrido por algunos, y algunas (Susana Díaz se convirtió dos veces consecutivas, a nivel estatal y autonómico, en su mayor damnificada), las carga el Diablo…

Con 6.300 militantes el PSOE en Jaén sostiene una hegemonía que el nuevo PP de Erik Domínguez le discute por definición. Erik, a trancas y barrancas, recompone un partido que se fracturó en el penúltimo proceso congresual a base exclusivamente de reciclar lo reciclable –ningún reingreso de postín procedente de Cs, y respecto a la terna que controlaba San Clemente hasta su llegada, recupera a su vera al insumergible Miguel Contreras, sobrelleva el relumbrón relativo de JDR  en la portavocía energética del Congreso, pero asiste atónito al motín de Paco Palacios que, aun compartiendo con él escaño andaluz, amenaza con llevarse a los 6 concejales de Los Villares al grupo de no adscritos-, y porfiar en público en pos del poder en una Diputación que se les resiste históricamente. Lo repitió en el corto discurso que se permitió a cada jefe de delegación provincial en la Convención Nacional del PP del fin de semana en Valencia. Domínguez recurrió a Miguel Hernández para soñar con una provincia “altiva y brava, que será libre (del PSOE) tras los comicios de mayo de 2023”. Habló de una afiliación a su partido en la provincia de 20.000 almas. Ni tanto ni tan calvo. Quizá, de puertas adentro, aquí, en Jaén, conociendo el paño, 6.300 sean pocos para el PSOE y 20.000, muchos para el PP. Quién te ha visto y quién te ve.

TE RECOMENDAMOS