HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 14:20 CET
Jueves, 21/11/2019

Expositor

Nombres propios

Publicado: 20/10/2019 ·
22:52
Actualizado: 20/10/2019 · 22:52

En la caseta del búho ugetista que, de repente, el jueves de feria, vísperas del patrón, se convirtió en la caseta del otro patrón, el mundano, el hermano...

En la caseta del búho ugetista que, de repente, el jueves de feria, vísperas del patrón, se convirtió en la caseta del otro patrón, el mundano, el hermano, el pata negra, el que paga, el PSOE de Jaén, dos en uno, Paco y Julio compartieron agasajo institucional, por aquello de que, hoy por hoy, del Ayuntamiento a Diputación, no se pone el sol. Tampoco en Subdelegación, donde Catalina bracea entre tricornios y gorras de plato, al servicio de un gobierno modosito, sólo en funciones, atrapado entre Catalunya y la inminencia electoral. El contrapeso, a dos pasos, en la misma plaza de las batallas perdidas, y a la mayor gloria de Juanma, es la delegación de su gobierno que dirige la fiel Maribel. Pero de ese fielato, y de sus aristas, ya les hablaré en otra ocasión. Estábamos hablando de la copa de feria del PSOE, su tradicional encuentro con la sociedad civil, plagado siempre de periodistas, sindicalistas y alcaldes, fuente desbocada/descocada de macutazos off the record, como el que ponía el foco en Linares, en la investigación de una presunta trama de amenazas a dos políticos del PSOE local: Daniel Campos y Pilar Parra. Un individuo que habría buscado el encuentro casual en plena vía pública para amedrentarles con recomendaciones poco tranquilizadoras sobre su seguridad y la de los suyos. ¿Instigador? Blanco y en botella, o dorado, tirando a oscuro, y en envase de importación. La denuncia, interpuesta ante la Guardia Civil, dio lugar el viernes pasado a diversas tomas de declaración en el cuartelillo. Traslado de diligencias, este mismo lunes. Folletín por entregas. El pasado reciente del PSOE de Linares frente a sus fantasmas: cosas veredes sobre molinos de viento y sobresueldos, y no ensoñaciones acerca de gigantes capitalinos.

Concluye San Lucas’2019 sin incidentes reseñables. La omnipresencia policial dio sus frutos, pese a la ausencia de la unidad especial ciudadana de la Benemérita en Jaén, desplazada a Catalunya como el resto de sus homólogas. Cierra España por San Lucas en Jaén y arde Barcelona, como en otros episodios precedentes de conflictividad social ocurriera en París o Londres. No es el fin del mundo, por más que la ultraderecha aproveche para desplazar combativas falanges a la zona en busca del cuerpo a cuerpo con los independentistas y reclamar, vociferante, la llegada de la Legión. Un tema recurrente para conversar, desinhibidos, entre casetas, envueltos en tributos desdeñosos a un tiempo de vino y rosas que nunca volverá, a propósito de la Feria de la Fe que se celebró paralelamente en Ifeja (con más de 10.000 almas proclamando su confianza diocesana en el rumbo evangelizador de Amadeo Rodríguez Magro, el obispo que mejor baila) o en relación a las encuestas electorales que, por la ley del mínimo esfuerzo, otorgan el segundo escaño al Congreso al PP de Juan Diego Requena (María Luisa del Moral, aun bajando de puesto, conservaría el acta) en detrimento de la diputada naranja Marian Adán. Pero los más estrechos colaboradores del alcalde Julio Millán (modélica su cohabitación, por cierto, a diferencia de los de la acera de enfrente, con su antecesor, Manuel Fernández Palomino) lamentan heredar un presupuesto municipal fundido a 26 de mayo, fulminado para los restos a principios de julio. No tienen un chavo. Los salientes dejaron comprometido el gasto de todo el ejercicio antes de tomar las de Villadiego. Para más inri, de alcaldía a tesorería, se extraviaron decenas de expedientes de pago. Con los trámites casi ultimados, a falta de algún fleco/informe de conformidad, se volatilizaron, de la noche a la mañana, así, como el que no quiere la cosa. A dos velas. ¿Qué personal de confianza del anterior gobierno, presente en ambos frentes, podría sacarnos definitivamente de dudas?

Hablando de luz, Antonio Pascual Acosta, presidente de la Fundación Sevillana-Endesa, acompañado del director general de Medios de la compañía energética (que acaba de estrenar instalaciones en el Camino de las Cruces), visitaba la feria, haciendo parada el jueves en el búho ugetista a fin de estrechar vínculos entre sus dos amores. El enchufe y la corriente. Pascual Acosta, a efectos protocolarios, en la Jaén filosocialista que siempre le agradecerá su contribución a la creación de la UJA, es lo más parecido que tenemos a Felipe González. Hasta comparten pasión por el puro habano, la intermediación jugosa y el coche oficial. Una suerte de socialismo aristocrático, en términos preelectorales, tan prescindible como poco edificante. También hubo tiempo para divergir, a resultas de la polémica surgida por los comedores escolares y la tocata y fuga de la empresa de catering responsable de 37 de ellos hasta hace cuatro días: Royal Menú. Hace una década, dispuso de las mejores credenciales entre directores de colegios y alcaldes, pero hoy –que diría el inolvidable Francisco Ayala- ya es ayer.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Expósito

Profesional del periodismo desde hace más de 30 años. Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana centrada en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 20/10/2019 ·
22:52
Actualizado: 20/10/2019 · 22:52
chevron_left
Otoñeando, sin ganas
chevron_right
Huesos sin santo