HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:19 CET
Viernes, 18/10/2019

Expositor

El blanqueo de la Junta

Publicado: 13/01/2019 ·
22:47
Actualizado: 13/01/2019 · 22:48

Blanco enero. Folio en blanco. Cortijos blancos. Sepulcros blanqueados. Amnesia de ultraderecha, bien dada y mal heredada, tras una blanca Navidad que sirvió...

Blanco enero. Folio en blanco. Cortijos blancos. Sepulcros blanqueados. Amnesia de ultraderecha, bien dada y mal heredada, tras una blanca Navidad que sirvió, entre familia, para legitimar/deslegitimar el anhelado gobierno de las derechas en Andalucía, después de casi cuatro décadas de oposición cazafantasmas a unos gobernantes –ni magos ni farsantes- que envejecieron en el poder. La nueva Andalucía azul/naranja oficial que nace esta semana, este mismo miércoles con la investidura del popular Juanma Moreno Bonilla como presidente de la Junta de Andalucía, merced a los votos de Vox, nunca debiera de olvidarse, va a mandar a hacer puñetas, ipso facto, maltratados iconos de la etapa que se cierra como la Memoria Histórica. Recluida hasta la fecha en un despacho, en Sevilla, sin presupuesto, terminará enterrada junto a los miles de muertos sin nombre, confinados todavía en cunetas y fosas comunes a lo largo y ancho de la región. Y ojalá se quedara ahí la tijera regeneracionista/liberal, más valiera, porque el frío, en forma de escalofrío premonitorio, se extiende por la espalda de las clases pasivas. En la hora inaplazable del relevo efectivo, cuando se consume el cambio “ejemplar” de inquilinos en los despachos que avanzaba el viernes Susana Díaz, pues, la ulterior esperanza del personal laboral adscrito al sector instrumental de la administración autonómica andaluza, a las agencias, empresas, sociedades, consorcios y fundaciones públicas dependientes de la Junta, residirá exclusivamente en el pragmatismo misericordioso con que sus nuevos jefes sobrellevarán su cuestionable existencia/pervivencia, hasta sumar veintisiete mil casos personales, para no hacer tabla rasa y, de un plumazo, mandarlos a casa. 660 ceses inmediatos entre altos cargos de consejerías y empresas públicas, eventuales y contratos de alta dirección de la denominada ‘administración paralela’. Dos concentraciones de protesta al nuevo ejecutivo están convocadas coincidiendo con la sesión de investidura: martes, ‘Mujeres24h’ bajo el lema “Ni un paso atrás en igualdad”; y miércoles, el SAT, “Andalucía no está en venta”, en contra de previsibles privatizaciones y recortes de derechos sociales.

Tres partidos, dos programas y un solo gobierno. Tres personas y un solo dios verdadero, José María Aznar: el misterio de esta santísima trinidad de derechas que mandará al PSOE-A a purgar penas. Juanma Moreno y Juan Marín, ahora sí, ‘casi’ solos, con los jefes de vuelta a Madrid, ultiman un gobierno compuesto por diez u once consejerías, donde el compromiso del PP con Vox de crear una consejería específica de Familia ralentiza un proceso ya de por sí tortuoso. El PP, que ocupará la presidencia, ejercerá de puente permanente entre Cs y Vox. En Hacienda y Presupuestos, que estará gestionada por el PP, sigue sonando el jienense José Antonio Miranda pese al veto manido de San Clemente. Del paisanaje restante, cabe subrayar el creciente papel de la flamante parlamentaria de Cs por Jaén, cabeza de lista, portavoz adjunta, Mónica Moreno, en el círculo de influencia del vicepresidente Marín. Los naranjas avanzan consejería de Educación y Deportes para uno de sus fichajes-estrella, Javier Imbroda, y en Jaén bisbisean como candidatos potenciales a su delegación provincial a Raquel Morales y Pablo Quesada. En el organigrama, las delegaciones de Gobierno continuarán dependiendo de la Consejería de la Presidencia, cargo para el que predestinan al popular malagueño Elías Bendodo. El reparto de las delegaciones territoriales de la Junta en Jaén que correspondan al PP, como ya ocurriera hace muy poco en la conformación de la candidatura del 2D, será una merienda de negros entre bonillistas y casadistas, sin atender siquiera a las súplicas de los náufragos más ilustres del demoyismo. Por ello, vuelven a sonar como principales candidatos a dirigir la delegación del Gobierno andaluz en Jaén dos de los tres parlamentarios electos por Jaén: la número uno, Maribel Lozano, bonillista de ágora y ejecutiva regionales, y Erik Domínguez, casadista a partir de su declarado activismo judaizante. Sea finalmente la una o el otro,  la renuncia al acta daría escaño en las Cinco Llagas al secretario general del PP de Jaén y alcalde de Los Villares, Francisco Palacios. Así, uno de los tres afines que dejó Fernández de Moya al frente de San Clemente tendría, por fin, acomodo. A los otros dos, Juan Diego Requena, presidente provincial, y Miguel Contreras, coordinador general, no les queda otra que perseverar en su perfil ‘municipalista’, aspirando a permanecer en el pleno de la Diputación, por más que el segundo tenga muy difícil repetir como concejal por Jaén ante la negativa en rotundo del alcalde Javier Márquez, reforzado internamente gracias a su apuesta de primera hora por Pablo Casado.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Expósito

Manuel Expósito es director general de Medios Jienenses así como director de Multimedia Jienense

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana centrada en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 13/01/2019 ·
22:47
Actualizado: 13/01/2019 · 22:48
chevron_left
2018, el año del ‘¡sopresa, sorpresa!’
chevron_right
El rearme de las derechas