El aniquilador negocio de los guerreros

Publicado: 08/06/2016 ·
Una obra de Man-o-Matic creada para ser destruida sin previo aviso, uno de los espejos para exorcizar la guerra
Dos Personas. Dos Mujeres. De telón de fondo…Un Graffiti, una obra de arte…creada para ser destruida con previo aviso. Inmolada en el altar del “mercado”…Dos lecturas en un mismo Diálogo.

(Josefa): Ante lo que veo, quieroeludir, la utilización, del sustantivo que, comúnmente, utilizamos para designar el hecho social que representa este enfrentamiento salvajeal que se ve abocada la humanidad por el apetito insaciable de los devastadoresde toda laya. La elipsis es intencional.

(Belén): Te refirieres a la guerra, claro. Pero, la interpretación de lo que la obra podría representar, puede ser unaexpresión de un sentimiento interior, personal e íntimo…

(Josefa): Vaya…Tu perspectiva ha hecho, que recordara, uno de los principios del Paradigma de la Complejidad, lo hologramático, es decir, la parte está en el todo y viceversa; y me ha hecho retomar otra idea del acervo cultural atemporal, no somos más que “enanos subidos a hombros de gigantes”. Cuántas veces lo olvidamos.

(Belén): Es cierto lo que dices, la complejidad no siempre forma parte de nuestra manera de enfrentarnos a los hechos, a las personas.En general,tiene un efecto más perverso de lo que pensamos. Nos lleva a manejar mitos, estereotipos negativos, arquetipos reductores. Locolectivo y lo individual, aquí representan a mí entender dos vectores,acaso con elementos divergentes. Es esa divergencia, lo que produce en mí, la esperanza.

(Josefa): Si siento, lo que la obra me evoca, aunque el autor haya empleado una fórmula de hiperrealismo.Si siento, repito, la obra como la aniquilación de los seres humanos a manos de otros seres humanos,  desde lo colectivo, me parece parte de la depredación total aniquiladora de todo signo de vida, de todo nuestro nicho ecológico, lo hago desde el terror y la indefensión. Seres humanos, envueltos en formas humanas, que realizan actos desde emociones humanas,  y que llegan a configurarse como mentes socio-psico-páticas, ¿de qué puede ser esto fruto?, ¿quizás si nos acercamos a sus conductas destructivas, incluso paradójicamenteautoaniquiladoras, podríamos conjurarlos?

(Belén): Y acercarnos ¿cómo? Imposible con este grado irracional de inmovilismo. Creo que hay una enfermedad sigilosa que se va expandiendo y cronificando, que conlleva como síntomas, la pasividad, la indiferencia y la apatía. Me refiero a la Enfermedad del “Alma Humana”. Quienes albergan en sus entrañas el “poder” y atienden sus permanentes exigencias, reducen su existencia a la consecución de la supremacía de intereses  personales o minoritarios intentando dominar y subyugar a las mayorías.  La perversidad se concentra en aniquilarlas, obteniendo beneficios directos e indirectos, en nombre de deidades o delirios absurdos de unadepredación aberrante.

(Josefa): Lo que dices tiene una fuerza compacta, sin fisuras, difícilmente abordable. Lo veo reflejado en la estructura resbaladiza, escurridiza, del vehículo que en la obra transporta la muerte.La bomba, un medio nada simbólico, libre de todo lenguaje tecnocibernético, de nueva hornada. Estamos ante el mismo perro pero con distinto collar.

(Belén): Sí, efectivamente. Los cancerberos son los mismos, lo único que cambia son las coordenadas y los objetivos, pero la finalidad termina crucificando a quienes la Historia siempre ha invisibilizado. Llevan su “marca registrada”, y la tatúan, en cada pérdida humana, encada víctima que no ha podido siquiera defenderse en un contexto mundial de total impunidad y complicidad. 

(Josefa): La simpleza de la forma, de la totalidad de la obra me parece, de nuevo, un contrapunto a la realidad actual. Lo simple, lo limpio, la línea pura original y única del principio. Frente al ruido, de palabras, de imágenes, de ofertas y demandas digo también, delirantes, lo no interpretable, la verdad sin excusas.

(Belén): No nos llevamos a engaño…También es la complejidad de lo aparentemente simple. Es lo que expresa explícitamente sin que podamos obviar lo que oculta. No sólo habla de la barbarie de la dominación, de la cosificación a la que conduce la acumulación del capital, de la prostitución política frente a la economía y el Mercado o de los variopintos disfraces del colonialismo...y que están presentes desde ese “Alfa” que sitúa como epicentro de la obra.
Si nos alejamos de la arista colectiva, podemos hacer una lectura individual. “Nuestros conflictos”, que se señalan, en lo más soterrado de la persona. La impotencia que se genera cuando no existe comunidad. Las voces aisladas son acalladas o apagadas por el murmullo ensordecedor de la manipulación. Todas las personas, entramos en un debate retador, que nos podría conducir bien a su negación o a la confrontación profunda con lo que “dejamos de hacer” por el “soy y somos”.

(Josefa): Pero, ese resituar la interpretación de la obra ¿no te parece esperanzador? Si conocemos el origen de la “enfermedad”, podemos dialogar con ella, podemos emplear la fuerza de lo cotidiano, la energía de la Vida. Creo que al negocio de los guerreros,  se contrapone la reciprocidad. Cuántos experimentamos las fuerzas positivas del amor y optamos por mantenernos en este planeta, frenamoslos envites de la muerte.

(Belén): Ciertamente…Creo que está aún, en esencia, en cada persona ese latido utópico, que nos llama a convivir en armonía, a trasformar esta Tierra en un “buen lugar”, en una Eutopía Posible…La obra de Man-o-Matic te invita.¿Te sumas?

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información