HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:13 CET
Miercoles, 19/09/2018

Eutopía

Cada Encuentro-Milagro

El quehacer profesional, puede convertirse, en un espejo o en el mejor maquillaje, donde reflejar u ocultar los sentimientos y las emociones

Para muchas personas la actividad laboral forma parte de la lista de obligaciones adquiridas con la adultez y la consabida aceptación de compromisos. Pude llegar a ser un medio que fagocite gran parte de nuestra existencia. En ocasiones, no podemos ni siquiera, percibir el efecto boomerang que debe tener el esfuerzo invertido con respecto al beneficio que nos aporta. El quehacer profesional, puede convertirse, en un espejo o en el mejor maquillaje, donde reflejar u ocultar los sentimientos y las emociones. Pero es cierto, que hay personas, que a pesar de los desafíos permanentes y las fluctuaciones políticas y económicas, dignifican su jornada laboral, valorándola y ofreciendo lo mejor de sus conocimientos y de su bagaje experiencial. Sencillamente, desprenden una vitalidad esperanzadora, unos instantes de refugio, unas palabras cercanas,  unos gestos amables…de los que tanto necesita, una sociedad que parece estar siempre en estado de shock y con sensación de vértigo ante las reclamaciones de lo “cuantitativo”. La calidez-calidad humana, ha pasado en este sistema, a ser una acción secundaria. Eso sí, está adornando todos los discursos teóricos, los marcos normativos, los mítines forzados, las panfletos de autoayuda y hasta puede ser un eslogan de entidades financieras…demasiado manoseada por las superficialidades. Por eso, cuando te encuentras a personas, que creen en lo que hacen y hacen lo que piensan por el verdadero bien-común, alivia el pensamiento y nos hacer sentir de nuevo la intensidad de la utopía. Quizás, sin ser del todo conscientes de ello, se convierten en un hilo conductor de buenas noticias. Lo que es fruto de su día a día, es para otros seres, un milagro humano. Trabajar, por un mañana mejor, es una importante responsabilidad que aceptan profesionales con unas grandes dosis de entusiasmo, habilidades y capacidades. Esta semana, pude escuchar nuevamente a Olga Martínez y Mónica Vázquez, trabajadoras de la Asociación Alcores de Huelva. Esta entidad sin ánimo de lucro, se ha dedicado desde 2002, a la puesta en marcha del Acogimiento Familiar; del Punto de Encuentro y del Espacio Facilitador para las Relaciones Familiares y los Centros de Protección de Menores. Más de 120 universitarias/os, pudieron conocer a través de la dilatada experiencia de las ponentes,  las tipologías del acogimiento en familia extensa o ajena (urgente, temporal y permanente, sea o no especializado); las necesidades de la infancia onubense que se encuentra por diferentes causas en una situación de vulnerabilidad o riesgo biopsicosocial y que requiere de una atención inmediata y de una protección integral de sus derechos; el papel trascendental de las familias que toman conciencia, de las problemáticas que afectan al crecimiento y desarrollo integral desde edades muy tempranas…Transmiten historias reales y situaciones a las que ninguna persona menor debería enfrentarse. Y en cada encuentro-mensaje, saben que la oportunidad puede surgir…En este “aquí” y “ahora” hay 9 menores de 0 a 3 años que necesitan una familia. Alcores, nos invita a informarnos, este lunes 30 de mayo, a las 18:’00 horas, en el Edificio FOE, sito Avda. de la Ría nº 3 1ª Planta, al Café Coloquio: “Acogimiento Familiar”. Por todo y como siempre… ¡Gracias!

COMENTARIOS