Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 19/10/2021

Estepona

La malagueña Rocío Plaza sumará su novena temporada en el CAB Estepona

La base, de 20 años y 1,60 de estatura, llegó al club en Infantil y ha pasado por todas las categorías, hasta debutar en Liga Femenina 2 la pasada temporada

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Rocío Plaza.

La figura de Rocío Plaza seguirá ligada al CAB Estepona una temporada más, y ya serán nueve. La exterior malagueña, que llegó en edad Infantil al club, se encuentra actualmente recuperándose de una condromalacia rotuliana que le obligó a pasar por quirófano y le tiene apartada de los terrenos de juego desde finales de 2020. Antes de eso, tuvo tiempo de debutar con el primer equipo en Liga Femenina 2 y desde su operación trabaja para volver a jugar lo antes posible, pero recuperada al 100%.

Referente dentro de la cantera del club, ha lucido su 15 a la espalda desde la temporada 2013/14 y su buen hacer le llevó a formar parte de las selecciones de Málaga y Andalucía en varias ocasiones. Rápida, con gran manejo de balón y muy eléctrica en su juego, desde muy pronto se convirtió en una pesadilla para los rivales y un estandarte dentro de los equipos de formación del CAB Estepona.

Bea Pacheco, entrenadora del primer equipo femenino del club, aseguró que Plaza “seguirá vinculada al CAB Estepona la próxima temporada” 2021/22. “Sale de una lesión importante que tuvo la temporada pasada y el club va a poner todos sus medios para su recuperación y pueda seguir creciendo como jugadora”, explicó la madrileña.

La jugadora, que continúa acortando plazos en su recuperación, ha querido hablar sobre cómo ha vivido todos estos meses, desde su debut en una competición FEB hasta su estado actual, pasando por el tener que ver a sus compañeras sin poder ayudar durante la mayor parte de la temporada.

 

Pregunta: Vas a cumplir nueve años ligada a un club que cumplirá una década. ¿Cómo se reciben estas noticias, más en un verano en el que estás lesionada?

Respuesta: Cada año la renovación se recibe y se vive de una manera diferente. Los últimos años tanto el equipo como el staff técnico ha ido cambiando y el que el club siga confiando en ti siempre es un orgullo. Además, hemos ido creciendo juntos y la categoría también fue variando. Después de llegar al senior no es lo mismo en Primera Nacional que en Liga Femenina 2 o este año. Para mí que sigan contando conmigo se convierte en ilusión y ganas de empezar a trabajar en pista para tratar de estar al 100% lo antes posible y de esa forma ayudar al equipo en todo lo que pueda.

P: Estás en el club desde la temporada 2013/14, ¿qué significa para ti el CAB Estepona después de tanto tiempo?

R: Es mi segunda familia. Llegué con 12 años y a lo largo de las temporadas he podido crecer, como jugadora y como persona, ligada siempre al club, igual que he visto como el CAB Estepona ha ido creciendo cada temporada, buscando superarse año tras año.

P: Te lesionaste muy pronto, ¿cómo se vive una temporada casi completa sin poder ayudar al equipo en la cancha, además en una categoría como Liga Femenina 2?

R: Es muy complicado. Pasas por diferentes fases. Lo primero que sientes es impotencia, porque eres jugadora y lo que quieres es jugar, estar con las demás y darlo todo. Pero no puedes. Ir a verlas entrenar o jugar a veces era duro, porque yo también quería estar ahí. No lo pasas bien, porque sabes que quieres algo y que no es posible conseguirlo por culpa de una lesión.

P: Una lesión de rodilla, que siempre es complicada para los deportistas y necesita una buena recuperación. Cuéntanos sobre ella y cómo te encuentras ahora mismo.

R: Mi lesión se llama condromalacia rotuliana. Al parecer tenía muy poco cartílago y eso hacía que la rótula no parase de rozar constantemente, lo que provocaba un dolor continuo. Como obviamente no es normal que siempre te duela la rodilla, decidí tratar con varios médicos y especialistas para encontrar qué ocurría. Al principio intenté salvar la temporada, pero el dolor persistía y como no lograba recuperarme, y gracias a una segunda resonancia, nos dimos cuenta de que el cartílago estaba peor de lo que parecía inicialmente; entonces me lo dejaron claro: si quería volver a correr tendría que operarme. Y así fue. Obviamente no dudé en pasar por quirófano y me puse con el preoperatorio. Desde entonces trabajo cada semana para poder recuperarme y volver a las canchas. El proceso va muy bien, voy acortando tiempos de recuperación. Eso sí, tengo claro que hay que ir con precaución y que el objetivo es estar al 100%. Sin pausa, pero sin prisa.

P: El volver a jugar siempre fue el objetivo. Que el CAB Estepona siga confiando en ti y te apoye en la recuperación, ¿ayuda en el proceso?

R: Por supuesto. Para mí es una motivación extra. El jugar de nuevo es el objetivo a cumplir, pero el saber que podría tener la oportunidad de debutar en Liga Femenina Challenge me ayuda mentalmente para seguir esforzándome en la recuperación.

P: Para acabar, hablas en un posible debut futuro, pero hubo uno la temporada pasada. ¿Cómo recuerdas tu primer partido en Liga Femenina 2?

R: Tengo un recuerdo muy bueno. Pude cumplir el sueño de muchas jugadoras que es debutar en una categoría como Liga Femenina 2, pero además tuve la suerte de hacerlo con mi club de toda la vida. Eso es un extra. Lo recuerdo perfectamente: el Pineda estaba lleno, antes de las restricciones, y fue una sensación indescriptible.

COMENTARIOS