Actualizado: 18:01 CET
Martes, 04/08/2020

El jardín de Bomarzo

Predicar y dar ejemplo

Publicado: 24/07/2020 ·
12:05
Actualizado: 24/07/2020 · 12:05

El ciclo anual que a punto está de cerrarse en este final de julio será recordado por esta crisis sanitaria y económica

  • El jardín de Bomarzo.

"Todo debe ser tan simple como es, pero no más sencillo". A Einstein

El ciclo anual que a punto está de cerrarse en este final de julio será recordado por esta crisis sanitaria y económica que tantos vértices origina, entre ellos el político. Andalucía afronta un verano irregular, con un turismo tocado en su origen y destino y en eso el uso masivo de mascarillas -tal vez necesario, nadie lo discute- no ha hecho más que acelerar el ritmo de cancelaciones, de hecho un 44,8 por ciento de los andaluces asegura que este año no irá de vacaciones en una muestra de cómo se retrae el consumo a causa del Covid-19: el 43,1 asegura que gastará menos en ropa a consecuencia de la pandemia. Viajes y hoteles, complementos, maquillaje, restauración, todos ellos sectores tocados para un verano que ya no tiene pinta de remontar, vacaciones muy tranquilas con un ojo puesto en los rebrotes y otro en ese futuro inmediato que tanto a nivel sanitario como económico, al menos eso parece, no presagia nada bueno porque la siembra de hoy será la cosecha de mañana. En lo político también; se producirán determinadas batallas orgánicas en diferentes formaciones con un horizonte electoral de fondo que ya no será tan lejano y, ante ello, las fricciones previas a la pugna por el poder.

Como el PSOE-A sabía que el CIS a principios de semana haría público su barómetro andaluz con fecha julio de 2020 y estando su líder andaluza en una situación de crisis porque las voces disonantes internas cada día son más sonoras, hizo lo que se esperaba y lo que otras veces. Colocó un sondeo en paralelo realizado por Celeste Tel, su empresa demoscópica de cabecera, donde las fuerzas de la izquierda sumaban para gobernar y la ex presidente Díaz era considerada por los andaluces como la líder mejor valorada, todo ello hecho público por un grupo de comunicación que se prestó a esta bonita causa. Antes con el control del PSOE de Canal Sur lo que se hacía era buscar a un incauto menor, sea por ejemplo un digital de una localidad costera, que publicada el sondeo hecho a medida para que, posteriormente, la RTVA se hiciera eco de él abriendo el informativo a toda pastilla: "Según ha publicado hoy... bla bla bla". Ahora con Canal Sur en manos de Álvaro Zancajo, que o bien se ha relajado o bien le han pedido que se relaje porque aquello estaba a punto de explotar, han buscado esta manera de contrarrestar lo que horas después elevó a la opinión pública el CIS y que viene a reflejar una situación más entendible con la realidad porque lo vendido por Díaz y Cornejo vía Celeste Tel cuesta que tenga cuele hasta en San Vicente.

Es evidente que Pedro Sánchez está en otra guerra y considera que la de Andalucía está ganada por cuanto Susana Díaz está, a partes iguales, amortizada y doblegada, incluso al sanchismo le viene bien una Andalucía dividida y no meterse en la guerra que se avecina, de hecho ya ha empezado y no parece que vaya a tener marcha atrás. Los críticos a Díaz se reparten por provincias y a todos les une la idea de que el PSOE-A no puede doblegarse a los intereses personales de una ex presidente que obtiene una valoración mediocre entre los propios votantes socialistas -de media entre 5 y 6 puntos la puntúan los suyos y por esta razón su valoración cae a los últimos lugares del ranking de líderes, salvo para Celeste, claro está-. La presidencia de la Junta ofrece un foco que ilumina a quien bajo él esté y Moreno Bonilla no se mete en refriegas, no molesta, tiene un perfil plano y ojito porque cuando esto es así en política lo normal es asentarse y crecer poco a poco, más contra una Susana Díaz que acumula tantas muescas en la culata de su revólver que para muchos, sus votantes incluidos, se ha convertido más en un problema que en la solución. Y esta es la realidad hoy, distinto es que circunstancias alteren el equilibrio y una alineación inesperada de astros permita una suma de las fuerzas de la izquierda suficiente para gobernar y que a día de hoy se presume imposible. Solo el 12,7 por ciento de los andaluces considera que Díaz, según el CIS, sería mejor presidente que Juanma Moreno, una bajada de sus apoyos en 14,2 puntos con respecto a un año y, será por esto, el PP prefiere que no haya cambio de candidato en su directo adversario.

El PP, que está muy tranquilo porque gobierna sin sobresaltos ante una oposición tibia y porque convierte en votos para su gaviota team el pacto de gobierno con Cs y el apoyo de Vox, medita una remodelación de gobierno y por eso invita a su socio a que lance la idea al escenario público aunque la necesidad sea más bien suya. En eso Bendodo se mueve con soltura, de hecho se ha hecho con el control de San Telmo extendiendo sus redes y ahora, para llegar a todos los rincones de la comunidad, prepara un concurso para agencias de publicidad de aquí a final de legislatura dotado con trece millones de euros. Un pastizal para regar en comunicación. Mientras, su socio Cs prosigue la batalla interna por el control del partido en Andalucía y septiembre será clave por cuanto Inés Arrimadas deberá decidir si nombrar definitivamente coordinador regional a Juan Marín en detrimento del poder actual que han aglutinado Fran Hervías y Sergio Romero, de Sanlúcar y enfrentado a Marín.

Sevilla y Málaga son las provincias más pesimistas respecto de la situación actual de Andalucía y, en este sentido, la caída del turismo está detrás de este dato; un 10,2 por ciento de los andaluces se plantea cambiar de domicilio, bien sea a una vivienda más grande e, incluso, a una casa en el campo; Cádiz, tras Málaga, es la provincia más preocupada ante la situación económica, si bien Cádiz ha liderado el turismo en España durante el mes de junio y con 64.979 viajeros, el diez por ciento extranjeros, solo ha sido superada por Madrid, lo cual vuelve a demostrar el potencial de una provincia única, espectacular porque lo tiene todo y esto hay que repetirlo por muy dicho que esté.


Málaga y Huelva son en cambio las que peor valoran la gestión del gobierno de la Junta, mientras que JaénCórdoba y Almería las que mejor. El CIS no entra, en cambio, a valorar en profundidad la gestión inicial de la Junta con respeto a la crisis sanitaria ni ante el hecho de que la comunidad autónoma tenía desde un principio transferidas las competencias y por tanto era la responsable tanto en la búsqueda de suministros sanitarios, en la gestión de los centros de mayores y en la correspondiente hospitalización; hay que tener en cuenta que en cuanto han quedado claras las competencias de cada uno se acabó el discurso fácil de hace unos meses con respecto a una desescalada más rápida y, por ejemplo, se ha decretado el uso de mascarilla hasta dando un sencillo paseo por la playa. Está claro que predicar es una cosa y dar ejemplo otra bien distinta.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG
Publicado: 24/07/2020 ·
12:05
Actualizado: 24/07/2020 · 12:05
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Ayuntamiento instala uno de los puentes del tramo en La Morocha
chevron_right
Primera piedra de las 100 VPO que se construyen en Juan Benítez