Publicidad Ai
Publicidad Ai

Estepona

Galván se reivindica en Estepona indultado un gran "juanpedro"

Tarde triunfal en la que la terna salió a hombros tras repartirse ocho orejas y un rabo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La terna salió a hombros. -

Tarde triunfal la vivida este domingo en Estepona, en la que la terna salió a hombros tras repartirse ocho orejas y un rabo y en la que se produjo el indulto del quinto toro, "Guiñol", de la ganadería de Juan Pedro Domecq, después de una extraordinaria faena del gaditano David Galván.

Morante de la Puebla abrió la tarde recibiendo al primero por verónicas de manos bajas, templando la embestida del astado mientras se salía hacia el tercio para rematar con una revolera. Con la muleta estuvo muy inspirado el sevillano con un toreo sobre ambas manos, pero sobre todo por el pitón derecho., haciendo disfrutar al público que llenó hasta la bandera el coso de la Costa del Sol.

Con el cuarto, con el que apenas pudo dejar unas bellísimas chicuelinas al paso con el percal, comenzó la faena Morante con unos ayudados por alto de gran empaque, pero el de Juan Pedro Domecq adolecía de poca fuerza y eso condicionó el devenir de la faena. Todas las tandas tuvieron que ser de uno en uno, gustándose eso sí, ante un animal que se vino muy a menos.

Entró por la vía de la sustitución el gaditano David Galván y no desaprovechó la oportunidad con su primer toro, al que fue meciendo con el capote por templadas verónicas antes de realizar un exquisito quite por chicuelinas.

Comenzó la faena por estatuarios, arrancando los olés del respetable con un pase del desprecio de muy bella factura. El buen toro de Juan Pedro le permitió estar muy relajado durante toda la faena, alcanzando cotas muy altas y poniendo al público en pie en más de una ocasión.

Un auténtico alboroto se formó con el quinto, un buen toro de nombre "Guiñol" que permitió a Galván mostrar el gran torero que es y, a la vez, pedir más oportunidades.

Tras brindar faena a Vargas Llosa e Isabel Presley se fue directo al centro del ruedo y desde allí citó al animal para darle un pase cambiado por la espalda, uno por alto y luego otro cambiado por la espalda para rematar con un pase por bajo.

Cogió la mano izquierda y el toro iba largo después de cada natural, siempre humillando y haciendo el avión. Galván enseguida se dio cuenta e insistió por ese pitón con el toro sin cesar de embestir.

La faena comenzaba a tomar visos muy altos y ya empezó a olerse el indulto, pero Galván siguió a lo suyo, toreando con la rodilla genuflexas por ambos pitones ante un público cada vez más enfervorecido ante un gran torero y un toro que fue una máquina de embestir.

Al final llegaron los recursos efectistas y con ello la locura total y el indulto se hizo realidad.

Roca Rey, variado con el capote, comenzó la faena a su primero de rodillas en el tercio, formando un auténtico alboroto pasando al toro sobre la diestra. Se fue después al centro del ruedo y empezó a desarrollar una labor en la que los mejores pasajes llegaron al natural, aunque los tendidos no acabaron de conectar con él hasta que recurrió el peruano al toreo de cercanías, con circulares y pases por la espalda, que hicieron despertar al público de su letargo.

El sexto fue un toro algo más soso con el que se afanó Roca en arrancar los olés del público metido literalmente metido entre los pitones. Los recursos que tiene este torero para levantar cualquier faena en cualquier momento son admirables y por ello consigue salir a hombros prácticamente tarde tras tarde.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de buen juego en general. El quinto, de nombre "Guiñol", número 5, fue indultado.

Morante de la Puebla (fucsia y azabache): pinchazo, otro hondo y dos descabellos (ovación); estocada caída (dos orejas).

David Galván (nazareno y oro): estocada desprendida y dos descabellos (oreja); simuló la suerte suprema tras indulto (dos orejas y rabo simbólicas).

Roca Rey (tabaco y oro): estocada caída (dos orejas); pinchazo y media atravesada (oreja).

La plaza se llenó completamente en tarde bochornosa

En cuadrillas, saludaron en banderillas Víctor Nieto en el segundo, Antonio Chacón en el tercero y Javier Ambel en el sexto. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN