Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 05/08/2021

España

Las restricciones de edad para AstraZeneca frente a Janssen son por "razones políticas"

El catedrático de Educación para la Salud de la Complutense, Jesús Sánchez Martos, lamenta que Sanidad haya tomado “decisiones políticas y no científicas"

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Jesús Sánchez Martos.

El catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense, Jesús Sánchez Martos, lamenta que el Ministerio de Sanidad haya tomado “decisiones políticas y no científicas” respecto a la vacuna de AstraZeneca porque “todas las sociedades científicas, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Agencia Española”, además de la ficha técnica, “recomiendan poner esta vacuna a partir de los 18 años”.

En cambio, en España no se aconseja por debajo de los 60, a diferencia de la de Janssen que tiene el mismo mecanismo de acción y resultados muy comparables y se va a inocular a la población a partir de los 40 años. El exconsejero de Sanidad de Madrid aseguró a Servimedia que no entiende que se adopten “decisiones políticas” en temas de este tipo, cuando deben prevalecer por encima de todo las razones “científicas”.

En el 80% de los países europeos que usan la vacuna de AstraZeneca, las pautas de edad son mucho más amplias que en España, por lo que el doctor Sánchez Martos considera que en nuestro país se deberían seguir las recomendaciones de la EMA.

El catedrático incluso explica que la ministra de Sanidad “debería dar explicaciones en sede parlamentaria y en los medios para todos los ciudadanos” de por qué aquí se han adoptado otras recomendaciones, y apunta a posibles razones “quizá económicas y de política europea” detrás de estas decisiones.

Sánchez Martos califica como “uno de los mayores errores del Gobierno en esta pandemia” que los menores de 60 que han optado por la segunda dosis de AstraZeneca hayan tenido que firmar un consentimiento informado. “Un verdadero dislate de la ministra, que no quiere o no le interesa escuchar a los especialistas. No hay precedentes” de algo así y deberían decir bien claro “qué intereses pueden tener para casi obligar a que se utilice la vacuna de Pfizer en las segundas dosis”, afirma el catedrático.

Decisiones como ésta, según el doctor Sánchez Martos, han generado “una gran incertidumbre y miedo entre los ciudadanos”. Añade que las autoridades sanitarias “han perdido toda su credibilidad con sus guerras continuas y falta de consenso”. El exconsejero considera que “cada vez se hace más necesaria la Salud Pública centralizada en un mando único y coordinado. Un solo plan estratégico de vacunación y no 17 como sucede en estos momentos”, concluye.

COMENTARIOS