Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 10/05/2021

España

Montero apela al feminismo para impedir que Madrid sea "misógino y machista"

Critica a Ayuso por dejar a las mujeres desprotegidas al "no gastar ni un euro" del pacto de estado contra la violencia de género

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Irene Montero e Isa Serra.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha pedido a la "mayoría feminista" de la Comunidad de Madrid que acuda el 4 de mayo a votar para demostrar que Madrid no será el "feudo" de la derecha para montar su "laboratorio misógino y machista" con el que "retroceder" en derechos conquistados por las mujeres.

También ha asegurado que Madrid "no es una comunidad segura para las mujeres en estos momentos" y ha acusado a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de "dejarlas desprotegidas" al "no haber gastado ni un solo euro" de los fondos asociados al pacto de estado para la lucha contra la violencia de género.

Así lo ha detallado durante un acto organizado por Unidas Podemos en el que ha participado también, de forma telemática, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina, Elizabeth Gómez Alcorta, y las candidatas a la Asamblea regional Beatriz Gimeno, Isa Serra y Vanessa Lillo.

En clave madrileña, Montero ha atribuido a Ayuso el "salir en prime time un día sí y otro también" para decir que hay más violencia contra los hombres y que no tiene género, algo que también traslada Vox.

Para la ministra de Igualdad, el movimiento feminista tiene que "ir con rotundidad" a votar el 4 de mayo para impedir un Ejecutivo del PP y Vox, que "ridiculiza" las políticas de igualdad de género y representa "a los que atacan murales feministas".

Al respecto, ha criticado la oposición de la derecha a bajar el precio del alquiler o prohibir desahucios sin alternativa habitacional, que también entrañan una óptica de género porque en "España la pobreza tiene rostro de mujer", precisamente por la estructura "patriarcal" del sistema.

BLANQUEAN EL ACOSO A MUJERES QUE ACUDEN A ABORTAR

Pero además ha recriminado que la derecha también "blanquea y legitima" a quienes van a las puertas de las clínicas a "acosar" y "estigmatizar" a las mujeres para que no se sometan a interrupciones voluntarias de embarazo.

Y es que Montero ha reprochado que, además, vinculen el derecho al aborto con el descenso de la natalidad o el derecho a la familia, para luego ironizar, haciendo mención al lema de campaña de los populares 'comunismo o libertad', si la libertad para Ayuso es únicamente "poder irse de cañas después de trabajo".

Por otro lado ha señalado que el "disciplinamiento" de las mujeres en determinados roles es "condición necesaria para el capitalismo", mediante el "patriarcado", y que a aquellas que se salían de esos marcos han sido "criminalizadas".

Tras recalcar que interrumpir voluntariamente el embarazo es un derecho de la mujer, ha celebrado que Argentina lo haya "conquistado" recientemente y que en el caso de España van a seguir defendiendo "con uñas y dientes".

DEMANDA HISTÓRICA DE ARGENTINA

Por su parte, la ministra argentina ha descrito el "histórico movimiento feminista" para aprobar el derecho al aborto, que no pudo conseguir en 2018 pero logró "colocar en la agenda política" hasta que el Ejecutivo presidido por Alberto Fernández ha dado cumplimiento a esa "demanda" de las mujeres argentinas.

También ha criticado la "obsesión" de la derecha por querer imponer como patrimonio común su concepción del derecho a la vida "desde la concepción", para también recalcar que el "control de los cuerpos" está relacionado con una "cultura patriarcal capitalista".

EL DERECHO AL ABORTO DEBE SER CONSTITUCIONAL

También ha intervenido Sonia Llamas, de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai), para asegurar que el "acoso" al derecho al aborto se produce en Madrid y se "incrementa día a día" por parte de colectivos provida que "hostigan" a las mujeres que acuden a estos centros.

Mientras, Isa Serra ha asegurado que estos grupos antiabortistas tienen el "benepláciTo" de Vox y ha recordado que el movimiento feminista impidió la reforma de la ley del aborto que planeaba el exministro popular Alberto Ruiz-Gallardón. Mientras, su compañera Vanessa Lillo ha criticado la derecha "reaccionaria" y ha exhortado a seguir conquistando derechos de las mujeres.

Por último, Gimeno ha destacado que aspiran a gobernar tras los comicios y ha reclamado que el derecho al aborto tiene que ser introducido en la Constitución cuando se produzca una reforma de la Carta Magna.

COMENTARIOS