Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 20/04/2021

España

Casado califica los datos del paro de "catástrofe social" y eleva la cifra a 5,5 millones

El PP dice que es "importante" que los fondos europeos se apliquen bien y advierte sobre usar "procedimientos más laxos"

Publicidad AiPublicidad Ai
  • El presidente del PP, Pablo Casado, en una rueda de prensa en Génova.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha calificado este martes los datos del paro del mes de febrero de "catástrofe social" y ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez "un plan de choque económico urgente para superar" el "drama".

"5,5 millones de desempleados: 4 millones de parados, 900.000 en ERTE y 600.000 autónomos sin actividad", ha escrito Casado en un apunte en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, unos minutos después de que el Ministerio de Trabajo publicase estos datos, que ha atribuido este repunte del desempleo al "fuerte impacto" de la tercera ola de la pandemia y a las "severas restricciones" que se han impuesto para frenarla.

Así, el líder de la oposición ha pedido un plan que contemple "menos impuestos y burocracia, más liquidez y flexibilidad". Con este aumento del paro, el quinto consecutivo, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el segundo mes del año la cifra de 4.008.789 desempleados. No se superaban los 4 millones de parados desde abril de 2016.

Por su parte, la vicesecretaria de Sectorial del PP, Elvira Rodríguez, ha calificado de "malísimos" los datos del paro y ha asegurado que "por eso es tan importante que los fondos europeos se apliquen bien" para que los "recursos se optimicen y que se acierte con la política económica".

"Si desde luego se aligeran y se hacen procedimientos más laxos corremos el riesgo de que la aplicación de estos recursos no sea todo lo efectiva que necesitan", ha advertido Rodríguez, en alusión al informe del Consejo de Estado acerca de la administración de los fondos europeos por parte del Ejecutivo.

A su juicio, lo que habría que trabajar es en "aumentar la empleabilidad" de las personas que se han quedado "descolgadas" del mercado laboral, algo que desde su punto de vista "no se arregla prohibiendo despedir". "No es una cuestión de prohibir, sino de poner los medios para que las personas sean más empleables o adaptadas a lo que el mercado necesita", ha zanjado.


COMENTARIOS