El tiempo en: Andalucía
Viernes 26/02/2021

España

Opina el jefe de Estado Mayor de la Defensa sobre los exmilitares que critican al Gobierno

Aclara que "las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo del que formaban parte"

Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • El general Miguel Villarroya.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general del Ejército del Aire Miguel Ángel Villarroya, ha manifestado que los militares retirados que han enviado cartas al rey criticando al Gobierno con expresiones de apoyo al franquismo en un chat dañan a las Fuerzas Armadas (FAS) pero no la representan.

Así lo expresa Miguel Ángel Villarroya en el comunicado que ha emitido con ocasión del 42 aniversario de la Constitución española, en el que proclama la neutralidad política de las FAS.

"Estos días hemos sido testigos de algunos comunicados de personal en situación de retiro que, al haber perdido la condición de militar, no tienen limitados ya derechos" como la expresión pública de opiniones políticas, indica.

Aclara que "las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo del que formaban parte con anterioridad sino que deben verse como opiniones de ciudadanos particulares, por otra parte, con todo derecho a expresar lo que consideren".

El Jemad insiste en que no pueden arrogarse un derecho de representatividad que no poseen y añade que "dañan la imagen de las FAS y solo confunden a la opinión pública".

Recuerda que el "buen hacer" de las Fuerzas Armadas, "avalado por un acendrado espíritu de servicio y por innumerables operaciones militares en territorio nacional y en todo el mundo, ha llevado a que sea consistentemente una de las instituciones mejor valoradas por nuestra sociedad".

"Ese servicio y esas operaciones han causado, por desgracia, muchos sacrificios mientras se garantizaban la seguridad y libertad de todos los españoles", añade.

Y recalca: "La Constitución es la norma que los militares hemos jurado o prometido defender y la que inspira todas nuestras actuaciones".

"Una de las consecuencias de ese compromiso es la neutralidad política de nuestras FAS", subraya.

Explica que "la condición de militar trae consigo la limitación de derechos fundamentales como la participación en manifestaciones o actividades de tipo político, sindical o reivindicativo, la afiliación o colaboración en organizaciones políticas o sindicales o la expresión pública de opiniones sobre ellas".

"Esto es así, precisamente, porque las FAS están al servicio de todos los españoles, sin importar dónde han nacido o lo que piensan. Nuestro compromiso con España y con la Constitución no ofrece ninguna duda y así lo venimos demostrando en nuestra actuación día a día", apunta.

El general Villarroya comenta que "las FAS de nuestros días no miran al pasado, nos encontramos en un constante proceso de adaptación de estructuras y capacidades al continuo cambio en el que los riesgos y amenazas se desarrollan de forma global".

"Nuestra tarea es proteger a los españoles para que puedan llevar a cabo sus aspiraciones en paz y con seguridad. Siempre mirando al futuro. Siempre al servicio de todos los españoles y de la Constitución", concluye. 

COMENTARIOS