Actualizado: 17:08 CET
Domingo, 09/08/2020

España

Tranquilidad en Pamplona por un 6 de julio inusual sin Sanfermines

El Ayuntamiento de Pamplona ha suspendido las fiestas por la pandemia de Covid-19 y pide a la ciudadanía evitar aglomeraciones

Cargando el reproductor....

Pamplona presenta en las primeras horas de este 6 de julio un aspecto inusual en comparación con cualquier otro 6 de julio. La pandemia del Covid-19 ha motivado la suspensión de los Sanfermines, que deberían arrancar este lunes a las 12 horas con el tradicional chupinazo y esa suspensión ha hecho que, a primeras horas de la jornada, la ciudad tenga una imagen completamente distinta a la de cualquier día 6 de julio.

Así, la mayoría de ciudadanos ha renunciado a vestirse de blanco, al menos al inicio del a jornada, aunque en el centro de Pamplona sí puede verse a algunas personas ataviadas con la vestimenta tradicional de Sanfermines. Tampoco hay mesas en la calle para los almuerzos, una posibilidad que ha prohibido el Ayuntamiento. Del mismo modo, no se ven multitudes de vecinos ni visitantes camino del centro para asistir al inicio de las fiestas y los bares presentaban un aspecto de tranquilidad. Por ello, la ciudad presenta un aspecto más propio de cualquier día laborable de las últimas semanas.

En la plaza Consistorial hay presencia de la Policía Municipal de Pamplona, una presencia que previsiblemente se extenderá a lo largo de la mañana por distintos puntos del centro para evitar aglomeraciones.

El Ayuntamiento de Pamplona, el Gobierno de Navarra y el Parlamento de Navarra han realizado llamamientos reiterados en las últimas semanas para pedir a la ciudadanía que actúe con "prudencia" y "responsabilidad" y evite que se produzcan aglomeraciones en las calles y en los establecimientos de Pamplona durante las fechas en que tendrían que celebrarse las fiestas, entre el 6 y el 14 de julio.

El Ayuntamiento no ha organizado ningún acto festivo y ha remitido a la ciudadanía a esperar a los Sanfermines de 2021 para poder disfrutar de las fiestas. La peñas de Pamplona tampoco han organizado actos y permanecerán cerradas al público.

Además, el Consistorio ha adoptado distintas medidas para evitar aglomeraciones. Así, se van a instalar controles de aforo en seis zonas del Casco Antiguo que cuentan con un mayor número de establecimientos de hostelería, así como en la plaza Consistorial y en la plaza del Castillo.


Se habilitarán 14 puntos de controles en las entradas y salidas de las calles Jarauta (entre San Saturnino y el inicio de la calle Descalzos), San Nicolás, Pozoblanco-Comedias, Estafeta-Espoz y Mina, Calderería y la zona de la plaza de la Navarrería. En cada una de ellas se ha calculado un aforo permitido en la calle, teniendo en cuenta la superficie de la vía y las medidas de distanciamiento social existentes.

Desde Policía Municipal se controlará que se cumplan los niveles de aforo de cada establecimiento hostelero. Se hace un llamamiento a los propios establecimientos para que, en el caso de que no puedan controlar el cumplimiento de esas normas (aforo, distanciamiento, uso de mascarillas, etc.) procedan a apagar la música, encender la luz, dejar de servir y avisar a Policía Municipal a través del 092, que "acudirá inmediatamente para reestablecer la situación".

Se recuerda, además, que no se podrá superar el 75% del aforo máximo permitido en el interior del local o los 2,25 metros cuadrados por persona usuaria, en su caso, de las zonas autorizadas para uso público. Las terrazas al aire libre podrán ser ocupadas al 100% del aforo de las mesas permitidas en la licencia municipal.

En el Casco Antiguo y entorno no se autorizarán almuerzos y comidas en la vía pública. Por lo tanto, queda prohibido sacar mesas para almuerzos durante estos días. Quedan especialmente prohibidos los altavoces en fachadas, en exteriores o en ventanas y puertas orientados hacia el exterior. Atendiendo a la responsabilidad de cada establecimiento, se solicita y recomienda no emitir los días 6 y 7 de julio música sanferminera.

Los horarios de los establecimientos, así como la emisión de música, se corresponderán con lo permitido por la normativa reguladora habitual. Se deberá cumplir la medida de mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal que será de al menos 1,5 metros o, en su defecto, medidas alternativas de protección física con uso de mascarilla. Además, se limpiará y desinfectará el equipamiento, en particular mesas, sillas, barra, así como cualquier otra superficie de contacto, de forma frecuente.

Asimismo, se deberá proceder a la limpieza y desinfección del local por lo menos una vez al día. Los elementos auxiliares del servicio, como la vajilla, cristalería, juegos de cubiertos o mantelería, entre otros, se almacenarán en recintos cerrados y, si esto no fuera posible, lejos de zonas de paso de clientes y personas trabajadoras.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los Franco: "Transfondo político" en el juicio del Pazo de Meirás
chevron_right
La producción industrial sube un 14,7% en mayo