HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:02 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

El crecimiento del sector servicios español se frena a mínimos de 2013

Como consecuencia de la debilidad de los nuevos pedidos y la reducción de los márgenes en un contexto marcado por la incertidumbre creada por el coronavirus

  • Terraza.

El crecimiento de la actividad del sector servicios de España se moderó en febrero como consecuencia de la debilidad de los nuevos pedidos y la reducción de los márgenes en un contexto marcado por la incertidumbre creada por el brote de coronavirus en China, según refleja el índice PMI sectorial, que bajó a 52,1 puntos desde los 52,3 del mes anterior, su peor lectura desde noviembre de 2013.

"Las empresas encuestadas comentaron el impacto adverso que el reciente brote de coronavirus está tendiendo en la confianza y en la actividad, especialmente en áreas como los viajes y el turismo", explicaron los autores de la encuesta PMI.

La debilidad de la demanda afectó al poder de fijación de precios y las empresas solo pudieron aumentar sus tarifas marginalmente, lo que contribuyó a una reducción de la rentabilidad, ya que los costes aumentaron a la tasa más acelerada desde agosto de 2008.

En este sentido, las empresas españolas de servicios señalaron el aumento de los precios por parte de sus proveedores, así como el incremento de sus costes laborales.

Por su parte, el empleo volvió a crecer en febrero, extendiendo el período actual de expansión a casi cinco años y medio. No obstante, este incremento fue modesto y el más débil desde octubre del año pasado.

"El crecimiento del sector servicios continuó atenuándose en febrero a medida que las incertidumbres políticas perjudicaron la demanda
interna, mientras que los efectos adversos del brote de coronavirus tuvieron un impacto negativo en la confianza y en la actividad del mercado en sectores relacionados con los viajes y el turismo", declaró Paul Smith, economista de IHS Markit.


Por su parte, el sector manufacturero español volvió a crecer en febrero, después de haber encadenado ocho meses consecutivos de caídas, según refleja su índice PMI, que subió a 50,4 puntos desde los 48,5 del mes de enero, a la espera del impacto sobre la cadena de suministros de la crisis del coronavirus en China.

De este modo, el índice PMI compuesto, que se elabora mediante una media ponderada de los datos del sector servicios y del sector manufacturero, repuntó ligeramente en febrero, hasta 51,8 puntos, frente a los 51,5 de enero.

"Si bien los datos hasta febrero sugieren que la economía debería continuar creciendo en el primer trimestre del año, los riesgos a la baja para la expansión claramente están comenzando a materializarse de cara a la primavera", añadió Paul Smith.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Sanidad: los clubes deberán acatar decisión de jugar a puerta cerrada
chevron_right
El precio de la vivienda sube un 2,4% en febrero