Actualizado: 10:33 CET
Sábado, 18/01/2020

España

El PSOE entiende la cautela de Page y Lambán con el pacto con ERC

Ha recalcado que los socialistas no traspasarán "las líneas rojas" de la Constitución, negando que los presidentes regionales sean "voces críticas"

  • Emiliano García-Page y Javier Lambán.

EL PSOE entiende la cautela de sus barones autonómicos Emiliano García-Page y Javier Lambán sobre las negociaciones con ERC para la investidura, pero ha recalcado que los socialistas no traspasarán "las líneas rojas" de la Constitución, negando que los presidentes regionales sean "voces críticas".

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, el portavoz parlamentario adjunto, Felipe Sicilia, ha quitado hierro al asunto, señalando que la cautela con Esquerra no debe ser óbice para "entenderse y tender puentes". "En esta situación es necesario, ese acuerdo con Podemos sin duda necesitaba de que pudiera haber otras mayorías que apoyasen la investidura", ha explicado.

En concreto, sobre las críticas de dirigentes como Page y Lambán ha matizado que en el PSOE no entienden esas opiniones como "voces críticas". "Todos sabemos que hay muchos dirigentes del PSOE y militantes que tienen sus cautelas con las negociaciones, por lo que algunos partidos piden y defienden", ha alegado.

"Entendemos que haya cautelas por eso decimos de manera clara que el PSOE no va a traspasar las líneas rojas ni a incumplir nuestro ordenamiento", ha contestado Sicilia, ante las declaraciones del presidente aragonés que este martes tachó a ERC de "partido indeseable para la gobernabilidad" y pidió a Cs que facilitase la investidura para encontrar una salida al escenario actual, que describió como "diabólico laberinto".

A su vez, ha indicado que el PSOE tiene la iniciativa de concitar apoyos para la investidura, pero el resto de formaciones tienen una responsabilidad para con la formación de gobierno y no pueden limitarse a bloquear. "Todos tienen su papel y responsabilidad", ha asegurado.

VÍA ARRIMADAS

Sicilia ha indicado sobre la conocida como vía Arrimadas, por la que el PSOE pacte una investidura con PP y Ciudadanos que alcance los 221 escaños, que es una oferta que tendría que haber llegado antes de la repetición electoral de noviembre.

"Hubiese sido bueno que la hubiese planteado o poder hablar con Sánchez en la anterior etapa, cuando Albert Rivera presumía de no hablar con él", ha criticado el portavoz socialista.

De todas formas ha insistido en que Ciudadanos puede ayudar a desbrozar el escenario político. "En su mano está no bloquear la situación. El PSOE va a seguir con su trabajo que es seguir con el acuerdo de Podemos y seguir hablando con las fuerzas para la investidura", ha reflexionado, asegurando que el PSOE trabaja con el empeño de que la Legislatura sea de cuatro años.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
PP: "peligroso" que se presente a ETA como "movimiento de liberación"
chevron_right
Mendia pide a PNV otra actitud para lograr un Estatuto