Actualizado: 21:06 CET
Sábado, 17/11/2018

España

Marlaska: "La inmigración legal es posible, pero no la violenta"

El ministro del Interior dice que la expulsión de los 116 migrantes mandó un mensaje claro a mafias: Humanidad no es permisividad

Cargando el reproductor....

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha justificado la devolución a Marruecos de los 116 migrantes que saltaron la valla de Ceuta el pasado 22 de agosto, afirmando que esta acción "mandó un mensaje claro" a las "organizaciones criminales que trafican con personas".

"El mensaje es que la inmigración ordenada, segura y legal es posible y deseable, pero no la ilegal y violenta", ha destacado, para después reivindicar la "seguridad y protección" de las fronteras de España con el país alauí desde el respeto a los derechos humanos.

"Seguridad, sí, pero sobre todo humanidad, pero humanidad no es igual a permisividad", ha precisado el responsable del Ministerio del Interior, que este miércoles 29 de agosto ha comparecido en el Congreso.

Grande-Marlaska ha acudido a la Cámara baja a petición propia tras la "reactivación" del Acuerdo de Readmisión firmado en 1992 entre España y Marruecos, en virtud del cual los 116 migrantes subsaharianos que saltaron la valla fronteriza de Ceuta fueron devueltos al país magrebí apenas 24 horas más tarde. El convenio permite a España entregar al país vecino a quienes han accedido de manera irregular a territorio español desde allí, independientemente de su país de origen.

La aplicación de este acuerdo, según ha explicado el ministro, se debe a que tanto España como Marruecos "han querido mandar un mensaje claro" a las mafias dedicadas a la trata de seres humanos. "No vamos a permitir la inmigración violenta que atente contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha resaltado.

MARRUECOS SÓLO ACEPTA EL CONVENIO EN CASOS CONCRETOS

Grande-Marlaska ha destacado que la reactivación del acuerdo por parte de Marruecos "por lo general, no ha sido aceptada", solamente ha aceptado hacerlo "en casos específicos". Durante su intervención, ha hecho hincapié en el impulso de la cooperación y relaciones entre Maruecos y España desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa.

En este sentido, ha asegurado que España va a reforzar el control fronterizo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, matizando que se impulsará el uso de "medios más modernos, no lesivos", en clara referencia a las concertinas --los alambres equipados con cuchillas cortantes que se instalaron en las vallas fronterizas de ambos territorios--.

COMENTARIOS

chevron_left
Podemos espera negociar qué hacer con el Valle de los Caídos
chevron_right
Marlaska insiste en que no habrá traslados colectivos de presos de ETA