Actualizado: 00:50 CET
Lunes, 24/09/2018

España

Investigan a CDC y al PDeCAT por cohecho y blanqueo en trama del 3 %

El magistrado emplaza a ambos partidos a designar procurador y abogado y explica que en esta causa se investiga a altos cargos del partido CDC

  • Puigdemont, incorpóreo.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha acordado ampliar la investigación en la causa del llamado 3 por ciento a Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) y al PDeCAT, como personas jurídicas, por delitos de tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales.

En un auto, el magistrado emplaza a ambos partidos a designar procurador y abogado y explica que en esta causa se investiga a altos cargos del partido CDC quienes, en relación con otros cargos públicos y funcionarios catalanes, pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente el partido político.

Incluye también al PDeCat en la investigación porque le considera "mero continuador" de la trama, que, apunta, se ha prolongado a lo largo de once años hasta ahora, después de que CDC decidiera cesar toda su actividad y fundara este nuevo partido, lo que fue un simple "cambio de apariencia", según De la Mata.

Ambos partidos, señala el auto, se financiaban en forma encubierta mediante "donaciones" a fundaciones ligadas a dicha formación (Catdem y Fórum Barcelona), en connivencia con empresarios y cargos políticos, alterando todo tipo de concursos públicos con la finalidad de "dirigir" los mismos hacia empresas que, a su vez, colaboraban con esos donativos al partido.

Los pagos, indica De la Mata, se obtenían por las fundaciones y de ahí llegaban a CDC, en ocasiones como contraprestación por la adjudicación de contratos de obra pública o de servicios con "vulneración de los principios de legalidad, igualdad y transparencia" y, en otras, "simplemente para conseguir mejorar las expectativas de ser beneficiarios de tales contratos".

El monto total de licitaciones comprometidas asciende "por el momento" a 218,7 millones euros, dice el juez, y el importe de las adjudicaciones definitivas a 168,7 millones, a los que hay que añadir los modificados de proyectos (1,7) y las prórrogas (4,5).

Por otro lado, las "donaciones" irregulares ligadas a estas adjudicaciones ascienden a más de un millón de euros, afirma De la Mata.

La operativa investigada, según el juez, ha sido de carácter "sistémica" y ha permanecido inalterable con independencia de los relevos en el partido y menciona entre otros al expresidente de CDC Artur Mas, a su ex secretario general Oriol Pujol, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol; al excoordinador Josep Rull y al extesorero Andreu Viloca, ya imputado en esta causa como responsable de las finanzas de ese partido.

El juez afirma que pese a ser conocedores de esta operativa de financiación ilícita, los órganos y cargos con responsabilidad en el partido no habrían emprendido ninguna iniciativa para impedir una actividad delictiva que se mantiene, al menos, durante 11 años.

El auto del juez argumenta que CDC no disponía de un sistema o incluso un mero protocolo de control interno que garantizara la adecuada intervención de sus cuentas que pudiera ser sometido a verificación e informe.

De hecho, el partido fue informado por el Tribunal de Cuentas de las irregularidades de la operativa con sus fundaciones, según destaca el juez, que recuerda que se advirtió por este órgano a CDC que su sistema de control sobre esas fundaciones "era insuficiente" para acreditar unos servicios de los que sospechó fueran "realmente prestados".

A juicio de De la Mata, tanto los órganos como el personal con responsabilidad directiva en CDC eran conocedores de las irregularidades advertidas en relación con la operativa de financiación que se investiga en esta causa.

En cuanto a la decisión de CDC de cesar en su actividad política en julio de 2016 e impulsar la fundación de un nuevo partido político, el PDeCAT, De la Mata concluye que la creación de este partido se corresponde con "la mera transformación o cambio de apariencia de una misma realidad, con la finalidad de desconectarse de las responsabilidades en las que pudiera haber incurrido la formación política precedente".

"La conclusión alcanzada -dice el juez- es que la supuesta disolución como actor político de CDC y la creación del PDeCATcomo nuevo partido político pudiera definirse como meramente aparente, al conservarse en el nuevo partido una identidad sustancial con la estructura, funcionamiento y recursos humanos y materiales, con los que contaba el anterior partido y que, en muchos casos, son titularidad de CDC".

Estos indicios, agrega, parecen "corresponderse con el hecho de que, a los limitados efectos que ahora interesan, la creación del PDeCAT se podría identificar con una mera transformación o incluso con un simple cambio de apariencia del partido que impulsa su creación, CDC, para eludir las responsabilidades penales en que hubiera podido incurrir". 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Andaluca Informacin
chevron_left
El Gobierno lanza la mayor oferta de empleo público en diez años
chevron_right
El Congreso rechaza el techo de gasto del Gobierno