Actualizado: 20:17 CET
Domingo, 08/12/2019

España

Ya hay presidente, no hay excusas diputados, ahora a trabajar duro

Rajoy logra la confianza del Congreso para ser investido presidente del Gobierno al sumar 170 votos a favor frente a 111 votos en contra y 68 abstenciones

  • Rajoy es felicitado

El candidato del PP, Mariano Rajoy, ha sido investido hoy presidente del Gobierno por mayoría simple al conseguir 170 votos a favor, del PP, Ciudadanos, CC, Foro y UPN, 111 en contra y 68 abstenciones de socialistas.

En contra han votado Unidos Podemos, ERC, PNV, PDECat, Compromís, Bildu y Nueva Canarias, así como 15 diputados socialistas, mientras que 68 se han abstenido.

Rajoy se ha sometido a dos debates de investidura y cuatro votaciones desde las elecciones del 26 de junio.

En la sesión de hoy sólo había 349 diputados, después de que el exlíder del PSOE Pedro Sánchez presentara este mediodía su renuncia al escaño y no hubiera tiempo material para que tomara posesión del acta -si acepta- la siguiente en la lista por Madrid, la concejala del Ayuntamiento madrileño Carlota Merchán

La dimisión de Sánchez, paradójicamente, suponía que a Rajoy le hubieran bastado diez abstenciones -y no once- para ser investido, aunque finalmente ha cosechado 68, todas ellas del grupo socialista.

Se han saltado la disciplina de voto los siete diputados del PSC -Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, José Zaragoza, Mercé Perea, Marc Lamuà y Joan Ruiz- y los parlamentarios Margarita Robles, Zaida Cantera, Sofía Hernanz, Pere Joan Pons, Odón Elorza, Susana Sumelzo, Rocío de Frutos y María Luz Martínez Seijo.


Dos diputadas cercanas al dimitido Pedro Sánchez que formaron parte de su Ejecutiva, la murciana María González Veracruz y la asturiana Adriana Lastra, han utilizado la fórmula "por imperativo, abstención", para acatar la resolución de su partido, pero a la vez dejar constancia de su disconformidad.

Lídia Guinart ha sido la primera diputada socialista en rebelarse contra la disciplina de grupo votando "no", mientras que las abstenciones de este grupo habían comenzado poco antes de la mano del navarro Jesús Fernández Díaz.

Pocas sorpresas había en el sentido del voto del resto de diputados. Rajoy ha cosechado el respaldo favorable de los 134 del PP, a los que ha sumado los de UPN y Foro, con los que se presentó en coalición en las elecciones del 26 de junio.

También han votado a favor los 32 representantes de Ciudadanos y la única parlamentaria de Coalición Canaria.

En contra, como era de esperar, los 67 de Unidos Podemos, los 9 de ERC y los 5 del PNV, así como otros 15 del grupo mixto (8 del PDECat, 4 de Compromís, 2 de Bildu y 1 de Nueva Canarias), y los 15 citados del grupo socialista.

Rajoy ha sido investido hoy presidente del Gobierno por el Congreso tras 314 días en funciones desde las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre del año pasado.

Hasta ahora, la etapa más larga que había transcurrido entre unos comicios y la investidura del presidente del Gobierno había sido de 62 días, que fueron los que pasaron desde las elecciones del 3 de marzo de 1996 hasta que José María Aznar fue investido por vez primera jefe del Ejecutivo el 4 de mayo de ese año.

Pero los 314 días de España con un presidente en funciones han quedado lejos de los 541 que estuvo Bélgica con un jefe del ejecutivo en esa condición desde las elecciones que celebró el 13 de junio de 2010.

El hecho de estar en funciones ha impedido a Rajoy y a su Gobierno aprobar medidas como proyectos de ley, por lo que, por ejemplo, no ha podido presentar unos nuevos presupuestos para el próximo año.

Desde que en aplicación de la denominada Ley del Gobierno tanto Rajoy como sus ministros quedaron cesados, el Gabinete ha celebrado 42 reuniones en funciones y ha perdido tres miembros porque también tenía vetado hacer nombramientos.

De ahí que los cometidos que desempeñaban José Manuel Soria (que renunció tras ser relacionado con los denominados "papeles de Panamá"), Ana Pastor (que abandonó el cargo para ser presidenta del Congreso) y Alfonso Alonso (que dejó su cartera para ser candidato del PP a lehendakari) tuvieran que ser asumidas por otros ministros.

Así, respectivamente, el de Economía, Luis de Guindos, se hizo cargo de Industria; el de Justicia, Rafael Catalá, se responsabilizó de Fomento; y la de Empleo, Fátima Báñez, de Sanidad y Asuntos Sociales.

Una vez que Rajoy ha sido investido por el Congreso, queda pendiente que, tras su jura ante el Rey, haga pública la composición de su nuevo gabinete y los ministros dejen también de estar en funciones.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Bildu contra los socialistas: "Todavía huele a cal viva"
chevron_right
Quince diputados del Grupo Socialista votan 'no': estos son