Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 20/05/2022  

España

La ONU, incapaz de dar protección eficaz a la población congolesa

La población civil del este del Congo, que vive en una situación de caos y al borde del desastre humanitario, es de nuevo la víctima de los enfrentamientos entre los rebeldes y el Gobierno, sin que la ONU ofrezca protección eficaz.

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La población civil del Congo vive al borde del desastre humanitario.
  • Caos entre la población civil del país, mientras siguen los combates
  • Piden a los combatientes que dejen entrar a las ONG para ayudar a los miles de refugiados

La población civil del este del Congo, que vive en una situación de caos y al borde del desastre humanitario, es de nuevo la víctima de los enfrentamientos entre los rebeldes y el Gobierno, sin que la ONU ofrezca protección eficaz.


La Oficina de Coordinación de Acción Humanitaria de la ONU (OCHA), en rueda de prensa ayer  en Goma, capital de la provincia oriental de Kivu Norte, exigió a los combatientes “acceso incondicional” de las organizaciones humanitarias a donde se encuentran los desplazados, para prestarles la asistencia que necesitan.


El encargado de comunicación de la OCHA en la zona, Néstor Yombo, destacó la situación creada por las acciones de violencia y pillaje llevadas a cabo en días pasados por las fuerzas gubernamentales congoleñas.


Yombo recordó que en los dos últimos meses 252.000 personas han sido obligadas a desplazarse de sus casas en Kivu Norte por los combates entre los militares y los rebeldes tutsis congoleños y que el pillaje en las localidades de Kirumba, Kanyabayonga y Kayne de los dos días pasados agrava su situación.


“Todas estas poblaciones afectadas por el conflicto tienen derecho a recibir asistencia”, dijo Yombo, quien recalcó la situación de precariedad y vulnerabilidad de los desplazados.


La OCHA se hacia así eco de la petición realizada el martes, por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien pidió un alto el fuego inmediato en el este del Congo para proporcionar ayuda urgente a unos 100.000 civiles.
“A causa de los enfrentamientos, esta gente no ha recibido prácticamente ningún tipo de ayuda y su situación es cada vez más desesperada”, apuntó Ban en una conferencia de prensa.


La Misión de la ONU en el Congo (Monuc), por su parte, informó ayer, en un comunicado, de que la guerrilla tutsi del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), de Laurent Nkunda, tomó el control de la estación de Rwindi y el pueblo de Kibirizi, 20 kilómetros al sur de Kanyabayonga, en territorio de Rutshuru, en Kivu Norte.
El CNDP ocupó esos puntos ayer mismo, tras la retirada de las fuerzas gubernamentales durante los combates del martes, que se reanudaron ayer por la tarde, con los que controlan un eje formado por las poblaciones de Rwindi, Kibirizi y Nyanzale.


El portavoz del CNDP, Bertrand Bisimwa, confirmó la toma de Rwindi y Kibirizi e indicó que el objetivo del grupo rebelde es “garantizar la seguridad” de estas localidades tras la retirada de las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (Fardc).


La Monuc instó a las ONG a reanudar sus actividades, especialmente en Kibati, a pocos kilómetros de la provincia de Goma, donde hay decenas de miles de desplazados y además están las líneas de los soldados gubernamentales, que también se encuentran en situación muy precaria.

TE RECOMENDAMOS