Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 17/05/2022  

España

Obama quiere una transición fluida pero ya tiene problemas

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, en el que casi siete de cada diez estadounidenses dicen tener depositadas grandes esperanzas, quiere llevar a cabo una transición fluida pero los problemas han empezado ya a llamar a su puerta.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El presidente electo de EEUU Barack Obama (C), y el designado jefe de Gabinete, Rahm Emanuel (CD).
  • Siete de cada diez estadounidenses dicen tener sus esperanzas puestas en el nuevo presidente electo
  • Rusia advierte al futuro presidente de que desplegarán misiles si coloca el escudo
  • Obama designa a Nunn y a Christopher para dirigir las transiciones en Defensa y Estado

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, en el que casi siete de cada diez estadounidenses dicen tener depositadas grandes esperanzas, quiere llevar a cabo una transición fluida pero los problemas han empezado ya a llamar a su puerta.


Su equipo de transición, que empleará a 450 personas hasta la ceremonia de investidura del 20 de enero, mantuvo ayer su primera reunión para acelerar el proceso de nombramientos y trazar las directrices que marquen un nuevo rumbo para el país.


Ayer mismo, Obama designó al veterano ex senador Sam Nunn y al ex secretario de Estado Warren Christopher para dirigir las respectivas transiciones en los Departamentos de Defensa y Estado.


Estados Unidos está inmerso en dos guerras y tiene situaciones diplomáticas complicadas en lugares claves como Corea del Norte, Rusia o Irán.


Pero a falta de nombramientos y decisiones, han comenzado ya los pronunciamientos y las críticas. Los obispos, reunidos esta semana en Baltimore con motivo de su conferencia semestral, expresaron el martes una oposición implacable contra la próxima administración demócrata por su defensa del derecho al aborto.


Activistas contra la guerra como el grupo CodePink han advertido de que mantener a Robert Gates al frente del Pentágono, una posibilidad que según ha trascendido se baraja seriamente, violaría la promesa de cambio que Obama representa.


Altos cargos no identificados citados por medios estadounidenses aseguraron el martes que existía rabia en la Casa Blanca después de que asesores próximos a Obama filtrasen de forma anónima parte del contenido de la conversación privada del lunes entre el senador demócrata y Bush.


Fuera de EEUU, donde se ha celebrado en muchos casos la victoria de Obama, empiezan a surgir señales de que el próximo presidente será incapaz de satisfacer a todos.


Las primeras señales de desencanto llegan desde el mundo árabe, que ha dado una fría acogida al nombramiento de Rahm Emanuel, el combativo líder del grupo parlamentario demócrata en la Cámara de Representantes, como jefe de gabinete.

 

Advertencia de rusia

 

El embajador ruso ante la UE, Vladimir Chizhov, consideró ayer en Bruselas que “es mejor” para Barack Obama, saber que si finalmente coloca un escudo antimisiles en Polonia y República Checa, la respuesta de Moscú será desplegar misiles en el enclave báltico de Kaliningrado.


“Aunque no quiero prejuzgar ninguna decisión, creo que es mejor para él saber lo que puede esperar de Rusia si decide seguir adelante” con el proyecto de la administración de George Bush, dijo Chizhov en una rueda de prensa previa a la cumbre con la UE.


En esta cita, que se celebrará mañana viernes en la ciudad francesa de Niza, se debatirá la propuesta del presidente ruso, Dmitri Medvédev, para construir una nueva arquitectura de seguridad en Europa que no esté basada exclusivamente en la OTAN.

 

Dicen que el cierre de Guantánamo es prioridad de Obama

 

La clausura del campo de prisioneros en la base naval estadounidense de Guantánamo es “una prioridad” para el presidente electo Barack Obama, afirmó ‘The Washington Post’.

 

“El gobierno de Obama iniciará, inmediatamente después de su investidura, una revisión de los prontuarios secretos de unos 250 detenidos en Guantánamo”, indicó el diario. Esta revisión “será parte de un esfuerzo intenso para cerrar la prisión”.

 

El gobierno del presidente George W. Bush inició en enero de 2002 el traslado a la base de Guantánamo de cientos de hombres capturados en diferentes partes del mundo por su supuesta vinculación con actividades terroristas.

TE RECOMENDAMOS