Actualizado: 23:54 CET
Lunes, 24/09/2018

España

Aburto espera que el Ayuntamiento de Bilbao "sea un lugar de encuentro" donde "prime la pluralidad"

Asegura que defenderá "con uñas y dientes" los intereses de la ciudad, allí donde estén en juego sus recursos y proyectos

El nuevo alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha expresado su voluntad de que el Consistorio que dirigirá los próximos cuatro años sea "un lugar de encuentro, de ejercicio de la pluralidad, de respeto desde la discrepancia", por lo que ha pedido la colaboración de todos para construir el "Bilbao del futuro".

   En su primera intervención tras ser elegido con los votos de PNV y PSE-EE, con quien compartirá responsabilidades de gobierno, ha anunciado que se volcará en el empleo y la actividad económica, el comercio, la participación y la transparencia, la cultura y el euskera, y en la solidaridad y la cohesión social.

   Aburto ha agradecido su apoyo a todos los ciudadanos que le han votado y a los que no porque le han trasladado el mensaje de que Bilbao es una ciudad plural, con sensibilidades diferentes y "con sitio para todos".

   Por ello, ha manifestado su compromiso de ser alcalde de todos los bilbaínos, "de todos los que viven, conviven y trabajan en Bilbao, sean de donde sean, sean como sean, piensen como piensen y vivan en el barrio que vivan". "El alcalde de todos los barrios de Bilbao", ha dicho.

   Asimismo, ha mostrado su voluntad de mejorar la calidad de vida de los bilbaínos. "No vamos a dejar tirado a nadie", ha aseverado, para apelar a la solidaridad y a cubrir las necesidades de aquellos que sufren, de los que lo pasan mal y de los que "más nos necesitan".

   A su parecer, el que una parte de la sociedad se sienta desamparada, "por pequeña que sea, sería un fracaso de las políticas que desarrollamos, en definitiva, un fracaso de la política".

   Según ha manifestado, "entre todos debemos conseguir que baje el desempleo en nuestra ciudad y que las oportunidades de empleo crezcan y, con ellas, las posibilidades de mejorar los proyectos de vida y familiares de las miles de personas que hoy están sufriendo por no tener un sustento económico digno". "Su problema es mi problema. Y su preocupación, mi preocupación", ha aseverado.

   En esta línea, ha apuntado que irá a buscar la actividad económica, "ya venga de inversiones captadas del exterior de nuestra ciudad o surja de nuestros emprendedores, autónomos,  empresarios o pequeños comerciantes". "Apoyaremos la que sea posible y de futuro, crearemos dinámicas de apoyo y de promoción económica para quien tenga una idea, para quien disponga de talento, para aquellos proyectos que necesiten de colaboración pública-privada", ha adelantado.

   Por ello, ha mostrado sus deseo de lograr un Bilbao "atractivo para los negocios y las inversiones, atractivo para los turistas y los expertos, atractivo para los eventos de ciudad y los eventos internacionales".

   "Bilbao, frente a otras ciudades, ofrece estabilidad, seguridad, certidumbre y confianza. Debemos aprovechar esa ventaja competitiva para ser más atractivos para la realización de inversiones o el desarrollo de proyectos empresariales", ha manifestado, para insistir en que mejorar la calidad de vida de los bilbaínos y bilbaínas es el "primer y último objetivo".

   También ha indicado que trabajará para conseguir un Bilbao "amigable para nuestros mayores e ilusionante para los jóvenes. Un Bilbao con acceso a la cultura, al euskera, al ocio, al deporte, a las actividades para todos y en todos los barrios".

   "Quizás no llegue a ser el mejor alcalde del mundo. Yo prefiero ser el alcalde de la Mejor ciudad del mundo. Y, si es posible, el alcalde de la ciudad que tiene las mejores personas del mundo. Ese es mi Bilbao y yo quiero ser su alcalde", ha aseverado.

   Tras señalar que quiere un nuevo Bilbao "más seguro, transparente, participativo, sostenible, cohesionado y solidario, basado en valores y bien gestionado", ha adelantado que buscará "la implicación, colaboración y participación de todos para que se puedan acordar y llevar a cabo".

   Juan María Aburto ha adquirido un "compromiso firme" de representar a Bilbao "con orgullo, honestidad y responsabilidad", dedicarse "en cuerpo y alma por cada uno de los problemas y necesidades que nos rodean" y volcarse en la defensa de los intereses de Bilbao y sus ciudadanos.

   "Defenderé con uñas y dientes los intereses de esta ciudad, allí donde estén en juego nuestros recursos y nuestros proyectos, nuestra identidad y nuestra historia, nuestro presente y nuestro futuro. Seré implacable contra las injusticias y las desigualdades e incansable en la defensa de nuestra ciudad y de nuestros conciudadanos", ha aseverado.

   Por último, visiblemente emocionado, se ha dirigido a su familia presente en el salón de plenos para señalarles que espera que no sientan que han perdido "un hijo, un marido o un aita". "Quiero que compartáis conmigo este viaje maravilloso que hoy empiezo como alcalde de Bilbao", ha manifestado.

   El nuevo edil ha estado arropado en el salón de plenos por el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, la presidenta del BBB del PNV, Itxaso Atutxa, el exconsejero vasco de Interior Juan Mari Atutxa, el consejero vasco de Salud, Jon Darpón, y por la presidenta de las Juntas Generales de Vizcaya, Ana Madariaga, entre otros.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Andaluca Informacin
chevron_left
Ribó prescinde de la vara de mando porque no representa su forma de gobernar y apuesta por el diálogo
chevron_right
El alcalde de Zaragoza apuesta por "un pacto continuo con todas las fuerzas" municipales