HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:23 CET
Miercoles, 24/07/2019

España

Mueren 4 insurgentes en una operación de las fuerzas afganas y españolas

Cuatro insurgentes murieron el pasado sábado 1 de diciembre en el conflictivo valle de Darrah e Bum, en la provincia afgana de Badghis, durante una operación conjunta de las fuerzas españolas desplegadas en Afganistán y el Ejército afgano

Cuatro insurgentes murieron el pasado sábado 1 de diciembre en el conflictivo valle de Darrah e Bum, en la provincia afgana de Badghis, durante una operación conjunta de las fuerzas españolas desplegadas en Afganistán y el Ejército afgano, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa este martes en un comunicado.

   Según el comunicado, las tropas españolas destacadas en la provincia de Badghis --donde se encuentra el valle de Darrah e Bum-- no sufrieron bajas ni daños materiales como consecuencia del enfrentamiento que mantuvieron con la insurgencia.

   La denominada operación 'Goshawk', que fue planeada y conducida por el Ejército afgano y contó con el apoyo de las fuerzas españolas, tenía como objetivos realizar una limpieza de la ruta Opal entre Moqur y Darrah e Bum; ofrecer ayuda psicológica y apoyo a la población civil y, por último, llevar a cabo una segunda limpieza al sur del valle de Darrah e Bum para llegar a una zona en la que no es habitual la presencia del Gobierno afgano, tratando de aumentar y expandir allí su influencia.

   El valle de Darrah e Bum es un enclave importante pues se encuentra en la encrucijada de la ruta Opal (y su comunicación con Qala i Naw, la capital de Badghis) y el valle del Murghab, línea del comercio ilegal entre Turkmenistán y el centro y el sur de Afganistán.

   El enfrentamiento con la insurgencia se produjo mientras se realizaba la segunda limpieza, cuando el Ejército afgano avanzaba hacia el sur desde Darrah e Bum para alcanzar la población de Kabulche. En esta progresión el contingente español cubría el flanco derecho de las fuerzas afganas.

   En torno a las 10.00, hora local, la vanguardia de las unidades españolas recibió fuego desde un punto situado a unos 1.100 metros de distancia.


MORTEROS Y APOYO AÉREO

   Los efectivos españoles respondieron con fuego de ametralladora y de mortero, realizado con los nuevos 'morteros embarcados', recientemente desplegados en la zona y que cuentan con una mayor rapidez de respuesta y precisión.

   Más tarde, la unidad española volvió a recibir fuego desde otras posiciones insurgentes, un ataque que fue nuevamente repelido con fuego de ametralladora. En ese momento se contó con el apoyo coordinado de helicópteros de ataque de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), la misión de la OTAN en Afganistán.

   Las unidades desplegadas continuaron el avance hasta la localidad de Kabulche, se replegaron sobre Moqur al término de la operación y, posteriormente, las fuerzas españolas regresaron a su base principal en Qala i Naw. Los hechos se saldaron con cuatro insurgentes fallecidos y ninguna baja entre las fuerzas afganas y españolas.

   El Ministerio de Defensa ha señalado que la operación 'Goshawk' fue un éxito porque se consiguió llegar a Kabulche y porque el Ejército afgano demostró que "es capaz de planificar, conducir y ejecutar sus propias operaciones".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Gobierno y PP intentan avanzar en la reforma de administraciones públicas
chevron_right
Sanitarios madrileños en huelga protestan dentro del Senado