Actualizado: 11:36 CET
Jueves, 19/04/2018

Peugeot 208: llamado a ser icono estilístico del siglo XXI

Como su exitoso antecesor, el mítico Peugeot 205, está llamado a convertirse en un auténtico icono estilístico, en este caso del siglo XXI, gracias sobre todo a unas líneas que suponen un antes y un después no sólo entre los modelos de la marca, sino entre todos los de su categoría.

  • Es ágil, sensual, atlético, intuitivo, un verdadero salto generacional

Fuerte, musculoso, sofisticado, el nuevo Peugeot 208 ha nacido fruto de un diseño audaz que plasma a la perfección su espíritu vanguardista. Como su exitoso antecesor, el mítico Peugeot 205, está llamado a convertirse en un auténtico icono estilístico, en este caso del siglo XXI, gracias sobre todo a unas líneas que suponen un antes y un después no sólo entre los modelos de la marca, sino entre todos los de su categoría.
La parte delantera, auténtico código genético, desvela un nuevo rostro de la marca, especialmente carismático y cargado de modernidad.  El semblante felino se reinterpreta así de una manera más actual, rica y refinada a la vez. Viene dado a través  de los diodos LED y la guía luminosa, que enfatizan la nueva mirada de las ópticas tanto de día como de noche.
La parrilla, por su parte, se ha moldeado como si fuera una auténtica escultura aérea. Tanto es así que parece que se desprenda de la carrocería y llegue a flotar en el aire. Producto de una elaborada aerodinámica que busca la máxima penetración y la eficiencia total, el volumen del coche parece esculpido por el viento. Del logotipo Peugeot grabado en el bloque superior de la parrilla nace una auténtica columna vertebral que atraviesa el capó, muerde la parte superior del parabrisas, deja su huella en el centro del techo e imprime movimiento a la parte trasera y al diseño de la apertura del portón. Los pilotos posteriores, auténticas joyas tecnológicas, integran, por su parte, una firma luminosa con, esencialmente, tres garras de luz. Con su forma de boomerang, una verdadera proeza técnica, parecen formar parte de la carrocería.
Los laterales, de formas musculadas, ofrecen una identidad propia y diferenciada a cada una de las dos carrocerías existentes, de 3 y 5 puertas. Las puertas de esta última parecen estar atravesadas por un nervio que sale de los pilotos traseros hacia delante.
El puesto de conducción, estructuralmente repensado, ha proporcionado un campo de expresión inédito a los diseñadores. El salpicadero mezcla líneas maestras que son, a la vez, aéreas y gráficas. La apuesta por la calidad percibida es omnipresente y el cuidado por los detalles, una obsesión, como se demuestra, por ejemplo, en los aireadores en los extremos del salpicadero, en forma de ojo de felino o en los numerosos elementos conformados que recuerdan a algunos detalles del diseño exterior (parrilla, techo, corte del portón …).

COMENTARIOS

Andaluca Informacin