Actualizado: 08:27 CET
Lunes, 14/10/2019

España

Los líderes de la UE se limitan a censurar a la comisaria

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, cargó ayer con dureza contra las palabras utilizadas por la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, para referirse a las expulsiones de gitanos rumanos y búlgaros y ha anunciado que Francia continuará desmantelando ?todos los campamentos ilegales? .

  • El presidente francés, Nicolas Sarkozy, en la cumbre del Consejo Europeo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, cargó ayer con dureza contra las palabras utilizadas por la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, para referirse a las expulsiones de gitanos rumanos y búlgaros y ha anunciado que Francia continuará desmantelando “todos los campamentos ilegales” del país.

En una rueda de prensa al término del Consejo Europeo celebrado en Bruselas, Sarkozy ha asegurado que todos los líderes comunitarios han rechazado los términos usados por Reding y han censurado la comparación que la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) hizo con la situación vivida en la Segunda Guerra Mundial.

“No nos hablamos así entre socios europeos”, ha subrayado Sarkozy sobre las declaraciones de la comisaria, que ha calificado de “inaceptables”.


Según ha asegurado, las palabras resultaron “muy hirientes” y su “deber como jefe de Estado” era “defender a Francia”.

El presidente galo ha desmentido, sin embargo, haber mantenido un enfrentamiento verbal al respecto con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, tal y como aseguraron el primer ministro búlgaro, Boyko Borissov, y diversas fuentes.

“Si alguien ha mantenido la calma ese he sido yo”, ha afirmado Sarkozy a los periodistas, subrayando además que Barroso se ha desmarcado de las “dolorosas” referencias históricas empleadas por Reding y que ésta ha pedido disculpas.

El presidente francés ha defendido con vehemencia la legalidad de su política de expulsiones de gitanos procedentes de Rumanía y, en menor medida, de Bulgaria y ha dejado claro que piensa continuar con ella, pese a las críticas.

“Queremos el desmantelamiento de todos los campamentos ilegales, sean quienes sean los que están en ellos”, ha explicado Sarkozy, quien ha insistido en que rechaza “la instalación a las puertas de nuestras ciudades” de este tipo de asentamientos “degradantes tanto para quienes viven en ellos como para los vecinos”.
En su opinión, los campamentos “no son dignos ni de la República ni del ideal europeo”.

Sarkozy ha recalcado que sólo una minoría de las personas afectadas por el desmantelamiento de poblados en Francia son gitanas procedentes de otros países europeos.

Como muestra, ha explicado que evacuó 500 campamentos “ilícitos” en agosto y que de los miles de personas implicadas entre dos tercios y tres cuartos tenían la nacionalidad francesa y continúan en territorio galo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Abierto el plazo de matrícula para la UNED
chevron_right
El Papa lamenta la debilidad de la Iglesia en la respuesta a la pederastia