Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

María Guardiola, primera presidenta de Extremadura con el apoyo de Vox

Con el respaldo de los 28 diputados del PP y los 5 de Vox, que juntos suman un escaño más que el bloque de la izquierda, ha sido elegida

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • María Guardiola. -

María Guardiola, del PP, se ha convertido este viernes en la primera mujer que presidirá la Junta de Extremadura y también un gobierno de coalición en la región tras haber sido elegida con el apoyo de los 33 diputados del bloque de la derecha.

Con el respaldo de los 28 diputados del PP y los 5 de Vox, que juntos suman un escaño más que el bloque de la izquierda, ha sido elegida en el pleno de investidura que el Parlamento regional ha celebrado desde este jueves.

Será también la primera cacereña que estará al frente del Ejecutivo autonómico, ya que todos sus antecesores -Juan Carlos Rodríguez Ibarra, José Antonio Monago y Guillermo Fernández Vara- fueron pacenses.

En esta segunda jornada, en la que la oposición ha contestado a su discurso de ayer, el líder del PSOE en Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que "no va a ser presidenta porque lo quiera una mayoría de extremeños", sino porque Vox ha hecho posible que lo sea.

Ha reconocido la legitimidad de Guardiola, pero ha recordado que el Gobierno popular de Monago pactó con IU en 2011 y ahora lo hace con la "extrema derecha" con el objetivo común de echar al PSOE y a esos "comunistas" con los que pactaron hace 12 años.

Fernández Vara, que ha ofrecido "un gran acuerdo sobre las infraestructuras", ha estimado que la rebaja fiscal anunciada por Guardiola supondrá una merma de más de 200 millones de euros y le ha preguntado qué gastos recortará para ajustar los presupuestos.

También se ha referido a ley de memoria histórica que PP y Vox han pactado derogar y ha dicho que les gustaría "que tuvieran la oportunidad" de conocer a las personas que aún buscan a sus familiares.

El diputado socialista ha advertido a Guardiola que él asumió Igualdad en 2015, como ella va a hacer ahora, y fue una equivocación por la carga de trabajo que supone.

La portavoz del Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha recriminado a Guardiola su cambio de opinión con respecto a la entrada de Vox en su ejecutivo, a su juicio "disciplinada" por el PP nacional, y que haya "roto" su palabra.

De Miguel ha considerado, además, que Guardiola ha usado al feminismo como "moneda de cambio" y que pasará a la historia como la persona "que abrió la puerta a los negacionistas de la violencia machista, que es el primer paso para justificarla".

La líder del PP ha rechazado el "relato del miedo" y ha asegurado que el acuerdo "no supone ninguna amenaza" para los derechos de los extremeños, ni para la defensa de las mujeres o al reconocimiento de las personas LGBTI.

Guardiola ha indicado que ha echado en falta a las mujeres del PSOE y Unidas un poco de "sororidad" tras los insultos y amenazas que ha recibido.

Ha dicho que sobre "principios y pactos" los socialistas no pueden dar lecciones, ya que ha recordado los acuerdos con Bildu y el "volantazo" de Fernández Vara sobre su marcha.

Guardiola ha señalado que el acuerdo con Vox obliga a las dos partes y que la acción del partido de Santiago Abascal en el futuro gobierno se "circunscribe" a materias concretas.

El portavoz de Vox en la Asamblea de Extremadura, Ángel Pelayo, ha dado un "voto de confianza" al PP y ha asegurado una relación "duradera, leal y eficaz" con los populares en futuro gobierno de coalición.

En alusión a las leyes de memoria histórica, ha considerado que se impone un relato uniforme que busca enfrentar a los españoles, cuando el anhelo no es la revancha sino la convivencia pacífica.

Sobre los asesinatos machistas y a las personas LGTBI, ha dicho que "la violencia es violencia" y que debe ser castigada y que cada uno puede hacer lo que quiera dentro de la ley. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN