Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

El PP aboga por leyes para proteger a los menores de los "males" de la "jungla digital"

Dice que hay que legislar en este sentido, al igual que en el pasado se ha "protegido a otras generaciones del alcohol o de las drogas"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. -

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha abogado por impulsar leyes que protejan a los menores de edad de "los males que abundan en la jungla digital".

"Es necesario impulsar leyes que protejan a nuestros pequeños de los males que abundan en la jungla digital", ha subrayado Gamarra, este lunes en una Jornada organizada por el PP en el Congreso sobre buenas prácticas en el acceso de los menores a Internet.

La secretaria general del PP ha opinado que hay que legislar en este sentido, al igual que en el pasado se ha "protegido a otras generaciones del alcohol o de las drogas" y al igual que se han "establecido límites a la hora de cuándo poder conducir o cuándo se puede coger una moto".

Entre otros riesgos a los que se enfrentan los niños y adolescentes en la red, Gamarra ha enumerado algunos como "el acceso a contenidos inapropiados" como "la pornografía", la "adicción a los juegos de apuestas" o el "sexting", unas situaciones que ha calificado de "alarmantes".

En este contexto, ha señalado algunas propuestas del PP como promover mecanismos de colaboración con las grandes empresas tecnológicas para posibilitar el control de acceso de los menores a Internet utilizando algoritmos; y ha puesto el ejemplo de países como Francia, donde las redes sociales deberán exigir la autorización de los padres para el acceso de los menores de 15 años, o el Reino Unido, donde serán las propias plataformas las que mediante un sistema de autorregulación deberán acreditar la edad de los usuarios.

En la jornada, han intervenido expertos en infancia y en el sector audiovisual y digital, que han coincidido en señalar la violencia a la que se enfrentan los menores en Internet y en la importancia de la formación de padres e hijos y del desarrollo de herramientas de control.

Entre otros, han participado la directora de incidencia social y política de Save The Children, Catalina Perazzo, que ha advertido del "porcentaje preocupante" de menores que consumen pornografía online como "única fuente de información afectivo sexual"; o el portavoz de la Fundación ANAR, Benjamín Ballesteros, que ha alertado del "alarmante" incremento de las conductas suicidas, un problema "muy relacionado con el uso de la tecnología".

Por su parte, Ana Caballero, de la Asociación Europea para la Transición Digital, ha advertido de que el uso no adecuado de la tecnología "puede perjudicar a la estructura cerebral de los menores"; y la vicepresidenta de IC Media, Marta Pellico, ha puesto de relieve la importancia de "etiquetar" los contenidos y ser capaces de "verificar la edad" para el acceso a determinadas webs.

En este contexto, la mayoría de los expertos se han mostrado partidarios de que se desarrollen leyes para proteger a los menores aunque, tal y como ha precisado la presidenta de la Asociación de Internautas, Ofelia Tejerina, "que haya leyes no hace inmortales a los menores".

Mientras tanto, el eurodiputado y director de la Fundación FAES Javier Zarzalejos ha apostado por "un marco de cooperación entre las autoridades y las compañías tecnológicas"; y el experto en Derecho Digital Borja Adsuara ha apostado por la corregulación, por el etiquetado en función de las edades y ha rechazado el concepto de "niños burbuja" a los que no se da un móvil hasta los 18 años.

Atendiendo a las redes sociales, Helene Verbrugghe, de META, la empresa matriz de Facebook, Instagram y Whatsapp, ha asegurado su preocupación por crear un entorno "seguro" para los niños pero ha dicho que "no se puede dictar ni impedir el uso de cualquier tecnología"; y Yasmina Laraudogoitia, de TikTok, ha asegurado que están trabajando para mejorar su "estrategia de garantía de la edad" aunque ha advertido de que "ninguna solución puede estar cien por cien a salvo de los abusos".

Víctor Calvo Sotelo, de DigitalES ha señalado la "complejidad" del problema y ha apostado por cuatro claves: educación y concienciación; soluciones tecnológicas; autorregulación y alianzas; y María González, de Adigital, ha opinado que "ya hay regulación y lo que está fallando es la aplicación".

La clausura del acto ha corrido a cargo del portavoz del Partido Popular, Borja Sémper, quien, desde su condición de padre, ha reconocido que le recorre un "escalofrío" al pensar que no es capaz de identificar los diferentes peligros a los que se enfrentan sus hijos en Internet.

"¿Qué escalofrío nos recorre a todos los que estamos en esta mesa cuando ni siquiera somos capaces de reconocer y identificar el daño potencial al que se enfrentan nuestros hijos?", se ha preguntado. Por ello, ha subrayado la necesidad de enseñar a los hijos "la importancia de la privacidad".

"¿Es adecuado que una niña de 13 años comparta sus imágenes en redes sociales, sus bailes, sus angustias o su intimidad? ¿Es lógico que un menor esté actualizando a medianoche la conversación digital en la que sus compañeros le están ridiculizando? Si un menor entra en un concesionario de vehículos y compra un coche --con el que puede hacerse daño a él mismo y a terceros--, ¿a quién deberíamos de responsabilizar?", ha planteado Sémper.

En cualquier caso, el portavoz del PP ha defendido que la protección del menor en el ámbito digital es "absolutamente compatible con preservar la cuenta de resultados de las compañías del sector" y "con el desarrollo tecnológico", por lo que ha instado a "ir de la mano a reguladores, compañías, comunidad educativa y familias".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN