España

El Gobierno quiere "lo antes posible" su propuesta de reforma del bono social

El bono social eléctrico es un mecanismo puesto en marcha por el Gobierno el 1 de julio de 2009 para proteger a los consumidores vulnerables

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen. -

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha dicho este viernes que el objetivo es "poner sobre la mesa lo antes posible" la propuesta de reforma del bono social de la luz para establecer criterios de renta a las familias numerosas, a las que se van a seguir "conservando" dentro de esta medida.

Según ha explicado Aagesen tras el balance mensual del Plan Más Seguridad Energética (Plan +SE), la meta es subir el factor multiplicador del Iprem, índice empleado en España como referencia a la hora de conceder ayudas, a partir del tercer hijo, para que el umbral de renta sea superior.

De acuerdo con la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la reforma que se estudia será sencilla y el nivel de renta máximo para percibirlo sería ligeramente superior al establecido para las unidades de convivencia de 4 o 5 miembros, que es de alrededor de 25.000-26.000 euros anuales.

En la víspera, Ribera ya se inclinó por incorporar a esa categoría a las familias numerosas, aunque reforzando a partir del tercer hijo con un factor multiplicador "un poquito más grande".

"Hemos llevado a cabo numerosas reformas para dar mayor cobertura a los colectivos vulnerables y, en este caso, por cada hijo menor el multiplicador del Iprem crecía un 0,5 %", ha recalcado la secretaria de Estado de Energía, que ha insistido en que la intención es subir el factor multiplicador a partir del tercero.

Aagesen, que ha hecho hincapié en que la reforma seguirá contemplando a las familias numerosas pero atendiendo a unos niveles de renta, ha manifestado el interés del Gobierno por que la propuesta "esté disponible de forma ágil" y se pueda dar a conocer "pronto".

El bono social eléctrico es un mecanismo puesto en marcha por el Gobierno el 1 de julio de 2009 para proteger a los consumidores vulnerables.

Tienen derecho a él las personas que tengan contratada con su comercializadora de referencia una tarifa regulada o PVPC, es decir, con una potencia igual o inferior a 10 kilovatios (kW), y cumplan con varios requisitos personales, familiares y de renta.

Entre sus potenciales beneficiarios se encuentran las familias numerosas, que puedan acceder como consumidores vulnerables sin más limitación que presentar su título acreditativo.

Al margen de éste se encuentra el bono social térmico, para compensar gastos de calefacción y agua caliente o cocina, del que se benefician los perceptores del bono social eléctrico a 31 de diciembre del año anterior, sin necesidad de realizar ningún trámite.

La reforma a la que aspira el Gobierno llega después de la polémica que ha estallado esta misma semana, tras conocerse que políticos de diferentes signos han disfrutado del bono social térmico por su condición de familia numerosa. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN