Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

Urkullu: UE no puede permitir que el TAV dependa de los caprichos de Francia

Se ha referido al anuncio del Gobierno francés de retrasar la llegada de la alta velocidad a Dax de 2030 a 2042

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el pleno de control. -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha dicho que Europa no puede permitirse que sus conexiones ferroviarias, "una de las apuestas más importantes" de la Unión, "dependa de los caprichos de un Estado miembro", en referencia a Francia.

Urkullu ha respondido este viernes a dos preguntas en el pleno de control del Parlamento Vasco relativas a la reunión que mantuvo el pasado lunes en Vitoria con los presidentes de Galicia, Asturias y Cantabria para potenciar el eje atlántico.

En dicha reunión se acordó solicitar la creación de una macrorregión atlántica como "lobby" de presión para defender los intereses de estas comunidades, entre ellos la conexión ferroviaria en alta velocidad con Francia.

Se ha referido al anuncio del Gobierno francés de retrasar la llegada de la alta velocidad a Dax de 2030 a 2042 y de que no haya puesto fecha a la posterior conexión con Hendaya y, por tanto, con la frontera española.

"Una materia tan delicada no puede estar expuesta a tantos cambios y a tanta improvisación, no es serio", ha zanjado Urkullu, que ha recordado que el corredor atlántico ferroviario acumula "una larga lista de retrasos".

El lehendakari ha añadido que los estados francés y español "están incumpliendo sus compromisos, que han ido dilatando en el tiempo", una situación que, ha advertido, está "condicionando" las políticas de las comunidades atlánticas "de manera muy negativa".

INCONGRUENCIA DE FRANCIA

A su juicio, el nuevo y "grave incumplimiento" de los compromisos que supondría retrasar el tren de alta velocidad en Francia hasta 2042 significa "quebrar de forma flagrante los compromisos adquiridos años atrás y pone de manifiesto las incongruencias del Gobierno francés".

"Europa no puede permitirse esta decisión del Gobierno francés, que contradice las de la Comisión Europea que aboga por priorizar las conexiones transfronterizas desde hace más de tres décadas", ha recordado.

Dada esta situación, ha explicado Urkullu, las cuatro comunidades atlánticas exigen "algo muy sencillo: que se cumpla lo acordado por la Comisión Europea, que debe ser de aplicación en todos los estados miembros".

Hacer lo contrario "lanza un mensaje equivocado a la sociedad: que lo pactado no tiene valor si surge un contratiempo de última hora", ha señalado el lehendakari, quien ha puesto en valor el trabajo conjunto de Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi como un "salto cualitativo muy importante" en defensa de sus intereses, además de lanzar un "mensaje social muy claro de poner la política al servicio de las personas".

LA NUEVA MACRORREGIÓN

Ha hablado de la petición de creación de una macrorregión con motivo de la Presidencia española del Consejo europeo", un foro que no actuaría "contra nadie", sino que serviría para defender los "intereses legítimos" de las comunidades que se integrarían, con el "objetivo principal de defender la calidad de vida de la ciudadanía".

Urkullu ha señalado que esta misma semana ha vuelto a enviar sendas cartas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al de la República francesa, Emmanuel Macron, en las que les recuerda todos estos planteamientos.

Precisamente el presidente Macron contestó recientemente a una carta anterior de Urkullu en la que éste mostraba su preocupación por los retrasos en el eje Atlántico en una misiva en la que el mandatario galo elude mostrar un compromiso sobre este asunto e indica que hay que analizarlo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN