Quantcast
El tiempo en: Andalucía
29/01/2023  

En román paladino

Plumeros y matasuegras.

La policía autonómica de Cataluña va  a tener que  terminar usando plumeros de carnaval y matasuegras para mantener el orden público

Publicado: 25/03/2021 ·
09:20
· Actualizado: 25/03/2021 · 09:20
  • Mossos.
Autor

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG

La formación del gobierno catalán va al margen de las preocupaciones ciudadanas, no hay prisa, se agotan los plazos y se hace  marcaje entre los distintos partidos independentistas  y todo discurre al margen  de la urgencias del momento. El relato prosigue por el mismo camino  que antes de las elecciones. Dos ejemplos. Si el rey va, con el presidente del gobierno, a avalar una inversión multimillonaria de VolksWagen en Martorell, el ejecutivo catalán no se siente concernido por ello y le hace el vacío al acto. Entiende que es cosa de Madrid como si Martorell estuviese en Carabanchel.  Plantean en el Congreso de los Diputados una amnistía para todos los participantes en los referéndums catalanes  y la Mesa del Congreso ha rechazado admitir a trámite  esa  posible  ley de amnistía por  la no baladí razón de que la Constitución establece  en el artículo 62 que el rey, con arreglo a la ley, “no podrá autorizar indultos generales”.

En política interna un asunto llama la atención. La policía autonómica de Cataluña va  a tener que  terminar usando plumeros de carnaval y matasuegras para mantener el orden público. El acuerdo entre Esquerra Republicana de Cataluña (ERC)  y la Candidatura de Unidad Popular (CUP)  contempla la suspensión de las   balas de foam -menos dañinas que  las pelotas de goma,  ya prohibidas en Cataluña-   así como la retirada de la Generalitat  de las acusaciones particulares en los juicios  contra los participantes -tan ordenados como se han visto recientemente- por las movilizaciones sociales y políticas, salvo en los casos en  que los agentes puedan acreditar, con certificados médicos, que hubo lesiones entre los policías.

La norma de todas las policías  democráticas  es la proporcionalidad. Se responde en función de los ataques recibidos o de la  dureza de la amenaza   que se presume por venir. Cuando la proporcionalidad se rompe por alguna de las partes en  litigio sobreviene  el conflicto. Se abre el camino a los abusos policiales  o  a la indefensión  policial. En el momento en  que los manifestantes  violentos enseñan su disposición al enfrentamiento, tapándose la cara con pasamontañas,  asaltando  supermercados o tiendas de lujo, portando mochilas con  armas caseras o superando en número y pertrechos  a los de la policía, poniendo en riesgo la seguridad de los los servidores públicos ¿que pueden hacer los encargados de mantener el orden ciudadano? Sacar los matasuegras.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN