HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:09 CET
Domingo, 15/12/2019

En román paladino

Terremoto

Publicado: 11/11/2019 ·
20:44
Actualizado: 11/11/2019 · 20:44

Los análisis de resultados electorales sólo sirven para que la nueva raza de politólogos nos diga cada día lo que pasó ayer. Nunca dirán lo que sucederá mañana

La tierra se ha movido y ha sido localizado el movimiento telúrico en España. El sistema se mantiene pero la inestabilidad avisa que viene para quedarse una temporada. Todo se mueve. Lo que sucede de novedoso es que el más destacado cambio de dirección ha sido para atrás. Son movimientos compensatorios. Algunos empujaron tanto desde Cataluña que muchos pensaron que le robaban la casa y ha pasado lo que ha pasado.

No hay que desesperar. El orden y el compromiso volverán.  O no, que diría Rajoy. Pero es evidente que la vida política está dando poco ejemplo y mucho divertimento.  No vale espantarse: son los votos de los españoles, del país, o mejor, del paisanaje que tenemos. Tu vecino de enfrente puede ser socialista, el de al lado de Vox, el de la acera de enfrente de Podemos o popular y cuesta trabajo encontrar ahora a un ciudadano de Ciudadanos. Así que vamos a llevarnos bien. Se llama convivencia. Mejor dejar el radicalismo para los debates televisivos y las malas actuaciones parlamentarias. A los del pueblo nos toca convivir, conversar, discrepar o, a las malas, conllevarnos, esto es , llevarnos mal pero disimular.

La política en su esfera y la vida en la suya. Los análisis de resultados electorales sólo sirven para que la nueva raza de politólogos nos diga cada día lo que pasó ayer. Nunca nos dirán lo que sucederá mañana. Las elecciones terminaron y corresponde a los elegidos dar los pasos precisos para que tengamos gobierno, pero mucho más importante es que tengamos país. Un país en que se reconozca la amplia mayoría de la gente que quiere trabajar por él. Dura tarea la de Pedro Sánchez. El Ahora Si es irreemplazable. ¡Por narices!

De lo pendiente a acometer la lista es interminable. Ya ha comenzado la depuración de los que metieron la pata, habrá que seguir con la de los que metieron la mano, con los que cobraban por dar buenos consejos y los dieron fatales, con los sembradores de discordia y odio es más difícil la tarea pero también tiene que llegar el día. Es el mecanismo seguro de emponzoñar un país, de hacerlo más pequeño, más pobre y más crispado. Empezando por Cataluña y terminando por Madrid la tarea es ingente. En Sevilla también ha faltado dignidad y decoro en el Parlamento de Andalucía.  Mejor que los legisladores eduquen que embarren.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG
Publicado: 11/11/2019 ·
20:44
Actualizado: 11/11/2019 · 20:44
chevron_left
La resaca
chevron_right
¿Hasta dónde puede llegar la cara dura?