HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:09 CET
Sábado, 14/12/2019

En román paladino

Alfredo

Publicado: 13/05/2019 ·
21:46
Actualizado: 13/05/2019 · 21:46

En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo

No es la primera vez que unas elecciones en España se celebran tras un estado de conmoción. Cada caso es diferente. ETA era maestra en atentar en la proximidad de los procesos electorales para dejar patente que estaba ahí con sus macabros avisos.  Quizá por eso hubo un primer reflejo no mal intencionado de atribuir el atentado de Atocha a ETA. Tras el desmentido de la organización terrorista y tras analizar los explosivos empleados y el horrible “modus operandi” de los yihadistas, los especialistas antiterroristas lo descartaron, pero el gobierno  de Aznar entendió que le perjudicaba  esa atribución, por su posicionamiento en la guerra de Irak. Rubalcaba salió en televisión con su frase más famosa: "Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta, que les diga siempre la verdad".

Alfredo Pérez Rubalcaba, ya tenía a sus espaldas una larga trayectoria política,  pero esa aparición pública fue la más determinante y la más denostada por sus detractores –que los tuvo-. Aunque apoyó a Bono en el congreso socialista se ganó la confianza de Zapatero y terminó siendo vicepresidente, candidato a la presidencia del gobierno y secretario general del PSOE.  Como ministro del Interior tuvo varios flagelantes  absolutamente profesionalizados en el azote parlamentario, mientras ETA lo calificaba de “chulo y opresor”.   Ignacio Cosidó –cuestionado director general de la Policía- e Ignacio Gil Lázaro –diputado ahora de Vox,tras decenas por el  PP de Valencia. El “caso Faisán” fue un martirio para  Rubalcaba y a estos dos diputados – y a González Pons-  no les importó que todos los implicados fueran capturados. Los policías implicados fueron exculpados de cooperación terrorista porque la  “acción ejercitada fue guiada por la finalidad… de que no se pudiera entorpecer el proceso que estaba en marcha para lograr el cese de la actividad de ETA”. ETA fue derrotada y Rubalcaba descansó.

Rubalcaba dijo, dejando el poder,  que "los españoles enterramos muy bien". Toda la razón. No hay más que ver sus exequias. Ha sido una oportunidad para la reconciliación de España con la política. El  sentido de Estado ha brillado  y ése ha sido su mérito póstumo. El reconocimiento de que la política tiene vericuetos más que  difíciles para que finalmente se haga la luz. Aunque sea post mortem. Lo visto en Madrid confirma lo que escribió Machado: “En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo”.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG
Publicado: 13/05/2019 ·
21:46
Actualizado: 13/05/2019 · 21:46
chevron_left
La jefatura de la oposición
chevron_right
Hartos de Trump