HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:09 CET
Viernes, 25/05/2018

En román paladino

5 de Diciembre

Pero el 4D ha quedado marcado por una mancha negra, que la democracia no ha querido esclarecer de forma terminante

Una de las periodistas más sagaces de Andalucía, Lourdes Lucio, publicaba en estos días de “fiebre cuatrodecenbrista” la historia del 4 de diciembre con impresiones de algunos de sus protagonistas conocidos. Naturalmente quienes  vivieron aquellas fechas de efervescencia autonomista conocen  perfectamente que el verdadero protagonista fue  - como sucede con la milicia  muerta en el campo de batalla - el andaluz desconocido. El cuatro de diciembre se vivió en toda Andalucía, en sus capitales y en sus pueblos y en Barcelona, Madrid y Bilbao. En torno a  dos millones de personas fue la muchedumbre que se unió a una convocatoria  que sorprendió al conjunto de partidos -muchos de ellos ya desaparecidos- y a las organizaciones sindicales convocantes. 

Pero el cuatro ha quedado marcado por una mancha negra, que la democracia no ha querido esclarecer de forma terminante. De los treinta disparos que se  produjeron desde el armamento de las fuerzas -en este caso- del desorden  en Málaga uno alcanzó a  Manuel José García Caparrós y su reconocimiento  oficial ha ido llegando tan lento como el conocimiento del conjunto de los sucesos de aquel día. La diputada de Izquierda Unida  Eva García Sampere ha tenido acceso, tras cuarenta años, a las actas de la comisión parlamentaria que  investigó el incidente/asesinato. Ese partido fue también el que reclamó y obtuvo el nombramiento de García Caparrós como hijo predilecto de Andalucia en 2013. Rosa Burgos lo ha investigado.  Pero el expediente completo de los sucedido -con nombres y apellidos - es más secreto que el del asesinato de Kennedy.

La periodista pone al final de su trabajo una nota entre paréntesis: “(El 4-D de 1977 no se estudia en los colegios. Sí el 28-F de 1980, día en el que se celebró el referéndum por el que Andalucía accedió a su autogobierno por la vía reservada para las llamadas comunidades históricas. Por primera vez en 40 años y tras 35 años en el Gobierno andaluz, el PSOE ha celebrado un acto conmemorativo del 4-D)”. ¿Porqué el reverdecido interés ahora en el 4 de diciembre? Indudablemente por el problema catalán. El temor a un doble tratamiento autonómico.
Hoy estamos a cinco de diciembre de cuarenta años más tarde. Importa el futuro.  La historia  sirve para no volver a cometer errores pero, como dice Chema Cobo, si miro para atrás solo consigo un fuerte dolor de cuello.   

COMENTARIOS