Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 29/01/2022  

En román paladino

Monopolio de la violencia

¿En qué tienen razón policías y guardias civiles? Deben ser escuchados, tienen  el derecho a dar su opinión razonada

Publicado: 01/12/2021 ·
09:37
· Actualizado: 01/12/2021 · 09:37
  • Despliegue de tanquetas en el Río de San Pedro
Autor

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG

Fue Weber quien  atribuyó  al Estado “el monopolio del uso legítimo de la violencia”. Para sí o para quien se delegara su empleo legalmente. Las fuerzas armadas  y las fuerzas del orden son en las que el Estado delega su uso reglamentariamente. “Acuerdos, sin la espada, -escribió Hobbes- son sólo palabras”.

La gente quiere  que sus fuerzas de seguridad sean profesionales. Que sirvan a cualquier régimen político, que acaten el ordenamiento constitucional. Que estén bien pagadas, que respeten la disciplina y que tengan unos mandos eficaces.  Pero que  policías tiren bombas de humo en la puerta del Congreso de los Diputados -se ha hecho reiteradamente-  suena fatal. Un espectáculo muy poco edificante. No son obreros del metal, son fuerzas del orden. Uno  que portaba la cartela clave “Congreso Dimisión” explica el tenor de la manifestación. O sea,  sin titubeos, disolución de la soberanía nacional. Hace años se pedía lo contrario: La disolución de cuerpos represivos  de la dictadura.

El PP aprobó en 2015   la Ley de Seguridad Ciudadana, “Ley Mordaza”.   No gustó en el Consejo de Europa. Funcionaba entonces una extrañísima “policía  política” al servicio  del PP para  el  seguimiento de Bárcenas y ocultar las pruebas, ya en los tribunales, de la corrupción. Que se sepa, no se organizaron manifestaciones.  Ahora han sido avaladas por Vox, Ciudadanos y PP. No fue la foto de Colón, iban peleados.   Todos sus dirigentes jugaron  al ratón y al gato,   Casado no quería ver a Ayuso,  ni Abascal  a  Arrimadas.  Ayuso abrió la puerta de la antigua Dirección General de Seguridad para salir,  no detenida, que es como salían  de allí los que aún seguían vivos.  “España insegura”, llaman al país de los más seguros de Europa y con los  índices de criminalidad más bajos. 

Cuando sucedieron los acontecimientos de Barcelona   fueron alojados en los  camarotes de los impresentables “piolines” y en el juicio del “procès” ningún dirigente  asumió  su responsabilidad por  las escandalosas imágenes que dieron la vuelta al mundo. 

¿En qué tienen razón policías y guardias civiles? Deben ser escuchados, tienen  el derecho a dar su opinión razonada. También sus demandas pueden  ser atendidas si están en consonancia con las recomendaciones del Consejo de Europa y las sentencias interpretativas  del Tribunal Constitucional.    La identificación policial, sin embargo,  con una parte del espectro político  -las derechas- es absolutamente descorazonadora

TE RECOMENDAMOS