HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:04 CET
Viernes, 21/09/2018

El trampantojo

Rebeldía

Su rebeldía hace que cambie su forma de vestir con un estilo propio transgresor y señas de identidad provocadoras

María es viuda y madre de familia actual. De orígenes humildes, incluso en épocas de bonanza, es heredera de una estirpe numerosa, tradicional, viajera y comprometida con sus convicciones.
Convive con sus tres hijas, las gemelas Nekane y Catalina, y la pequeña Carmen. Las idénticas están acabando sus estudios universitarios y Carmen empieza el bachiller.

El día a día de la convivencia en casa lo marca la normalidad y los clásicos sobresaltos sobrevenidos por la situación económica del hogar, la incertidumbre laboral o los conatos de rebeldía que genera la pubertad.

En este caso la que más suele destacar es Catalina, como pudiera hacerlo cualquier jóven de su edad. No se suele conformar con la paga semanal asignada, la misma que a Nekane, pero con la salvedad que sus protestas causan efecto desde hace siete años y suele rapiñar más. Además está imponiendo sus formas y estilo para comunicarse, cuando sabe que lo más sensato es hacerlo como siempre lo ha hecho el resto de la familia.

Su rebeldía hace que cambie su forma de vestir con un estilo propio transgresor y señas de identidad provocadoras, uniéndose a compañías de dudosa reputación que sólo dan problemas y no tienen ningún interés en progresar en la dirección que lo hace cualquier jóven.
María sabe que es la resultante de la edad y una educación abierta y permisiva y,  mientras la convivencia no peligre, respetará sus gustos y decisiones porque la quieren como es.

Pero estas la están llevando a una situación insostenible para todas porque, no conforme con sus privilegios, empieza a imponerlos y exigir más.

De lo contrario amenaza con poner una cerradura en su habitación e imponer sus normas de convivencia. La respuesta de María es contundente "mientras vivas debajo de este techo, estás obligada a acatar las normas"allinero?  n

COMENTARIOS