Actualizado: 18:24 CET
Miercoles, 28/10/2020

El Puerto

Poco premio para un Racing superior

Buen encuentro en el segundo amistoso de los de Carlos Camacho ante el Balón de Cádiz

  • El Racing sigue mostrando buenas maneras.

Gran imagen la ofrecida en la tarde del sábado por el Racing Club Portuense ante el Balón de Cádiz, un equipo de superior categoría y que sólo hace un mes se quedó a las puertas del ascenso a División de Honor, en un partido que quedó en tablas pero que los rojiblancos hubieran ganado a los puntos si de un combate de boxeo se tratara.

Los aficionados que se dieron cita en el estadio José del Cuvillo se marcharon a casa con la satisfacción de haber disfrutado de su equipo, un equipo que va cogiendo la forma y que dejó muchos detalles del bloque que se está formando y de lo difícil que lo tendrá Carlos Camacho para confeccionar el once que tenga que poner de partida por el alto compromiso de sus jugadores.

De partida, el técnico portuense sacó a un equipo que pronto se hizo con la posesión del esférico y que buscó con insistencia el gol centrando su ataque por la banda derecha, con la dupla formada por Kike y Alberto, así como por el centro donde el tridente formado por Rafa, Carlos Borja y Recio pusieron en más de un aprieto al meta gaditano Marc.

La falta de puntería, una mano del meta cadista a un fuerte disparo de Carlos Borja y un balón sacado en la línea de gol por un defensor impidió que los racinguistas no se marcharan al descanso con una merecida ventaja.

Por su parte, los visitantes sólo inquietaron al juvenil Juandi, en un contragolpe donde éste salió mal y Jhony evitó que el balón se colara en el fondo de la portería en una rápida acción.

En la segunda mitad, Carlos Camacho cambió por completo al equipo a excepción de Kike, que se mantuvo en la banda derecha, y de Alberto, que éste si pasó al carril izquierdo donde ya no tuvo tanto protagonismo.

En esta ocasión, el sistema táctico también cambió teniendo como referencia a Rubén Díaz en la punta de ataque que volvió a demostrar ser un hombre de área pero el peligro racinguista llegó en las segundas jugadas y a balón parado.

Sin contar con tanta profundidad como en la primera mitad, en el segundo periodo los rojiblancos siguieron llevando la iniciativa del juego y fueron los que llevaron las riendas de un partido con menor ritmo a medida que pasaban los minutos.

Las mejores ocasiones para los racinguistas fueron una volea de Abraham González que no se coló por la escuadra por milímetros y un saque de esquinas al segundo palo donde Kike no llegó a cabecear un balón con el meta batido.

Pasan las semanas, el bloque se consolida y aumenta el ritmo de cara a iniciar la competición liguera, prevista para el 1 de noviembre ante el San Fernando CD Isleño ‘B’, en las mejores condiciones.

La próxima semana, los racinguistas afrontarán su última semana de la pretemporada disputando un nuevo amistoso. En esta ocasión será el domingo 25 de octubre, a partir de las 17:30 horas, ante el Divina Pastora Sanluqueña en el estadio José del Cuvillo.

Ficha Técnica

RC Portuense (0): Juandi, Kike, Fran Montero, Jhony, Adri Barba, Fernando, Ito, Alberto, Rafa, Carlos Borja y Recio. También jugaron: Adrián, Abraham Garrido, Antonio, Abraham Fernández, Keke, Velázquez, Rivera, Orlando, Abraham González, Rubén Díaz e Ignacio.

Balón de Cádiz (0): Marc, Cristian, Cortijo, Pablo, Kiko, Rober, Valentín, Mota, Román, Jesús Torres y José Mari. También jugaron: Utrera, Gonzalo, Xavi, Álvaro, Antonio Alba, Casero, Miguel de Alba y Albert.

Árbitro: Daniel De las Heras Romero, auxiliado en las bandas por Juan Carlos Caballero Fernández y Pablo Caraballo Fernández.

Tarjetas: Fernando, Fran Montero e Ignacio por el bando local.

Incidencias: Segundo amistoso de pretemporada celebrado en el estadio José del Cuvillo ante la presencia de 196 aficionados.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La falta de gestión se "llevará por delante a la Guardería Municipal"
chevron_right
Antonio Borrego exaltador de Cristo Rey