El tiempo en: Andalucía
Jueves 26/11/2020

El Puerto

Entre forofos y políticos

Muchas de las cosas que están sucediendo en la política en este país se deben a la falta de formación que afecta a nuestra sociedad

Publicado: 25/09/2020 ·
10:11
· Actualizado: 25/09/2020 · 10:12
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ayuntamiento de El Puerto.

Cada vez estoy más convencido de que muchas de las cosas que están sucediendo en la política en este país se deben a la falta de formación que afecta a nuestra sociedad, la cual está ahogándola en un mar de incongruencia, atontamiento y pasotismo.

La solución no pasa por buscar culpables (alguien dijo una vez que las culpas para los confesionarios), ya que se trata de una cuestión de responsabilidades y lo cierto es que todos tenemos alguna en el acoso y derribo al que se ve sometida la formación a la hora de aportar valores, espíritu crítico y capacidad de razonar.

Pero sin duda los principales instigadores de esta situación son los políticos (de todas las ideologías), que incluso ahora parecen continuar siendo los únicos que ganan algo con tener a buena parte de la ciudadanía aborregada y embaucada para que les apoyen con sus votos cuando toque y para que se peleen defendiendo su gestión aunque sea mala y perjudicial.

Estoy seguro de que hay políticos que trabajan honradamente para mejorar la vida de los ciudadanos, pero en mayor o menor medida la profesionalización de la política ha causado que muchos miren por ellos mismos más que por su trabajo.

Es notorio como muchos políticos se aferran a toda costa a sus puestos (gobiernen o no) para poder mantener su estatus económico y prebendas sociales. Por suerte para ellos no faltan ciudadanos que en política actúan como los forofos de un equipo deportivo y apoyan a sus candidatos aunque lo hagan de forma desastrosa.

Es el fruto de la actuación de la clase política desde que se instauró la democracia en España, que guiada por sus intereses ha contribuido activamente a que se haya ido privando de valores la educación que recibe la ciudadanía, la cual – preocupada por su bienestar material – ha cerrado los ojos ante su pérdida de capacidad crítica hasta terminar a merced de la clase política.


En la última década algunos políticos están intentando atraerse a la ciudadanía con promesas de un bienestar inasumible por un estado al cual esquilman con sus políticas identitarias, de revisionismo histórico y nacionalismos fatuos, y cuyas instituciones critican. Con esto buscan que los ciudadanos se enfrenten entre sí para que muchos de ellos se polaricen definitivamente a favor de unas ideologías que no siguen ni quienes las preconizan, intentando además evitar que esos mismos ciudadanos se dediquen a pedirles cuentas por sus acciones.

Es el sueño de todo político: Que su grupo haga lo que haga, diga lo que diga o incumpla lo que sea, siempre contará con ciudadanos que lo votarán y defenderán solo por creer que su ideología es incomparablemente mejor que las de los otros grupos, a los cuales además odiará por sus ideas. El voto es libre, pero por desgracia para nuestra sociedad hay muchos ciudadanos dispuestos actuar de forma irracional. No nos dejemos embaucar. Fuerza y salud.

COMENTARIOS