Actualizado: 18:32 CET
Miercoles, 15/07/2020

La tribuna de El Puerto

A la memoria de mi amigo Jesús Nogués

Decía Benjamin Franklin, un hermano puede no ser tu amigo, pero un amigo siempre será un hermano

  • Oración en el Huerto.

Enrique Pedregal 

Agradezco al Dedócrata que me haya concedido este espacio para expresar mi admiración por el gran amigo que he perdido y el profundo dolor que siento. La amistad es un don que a pocas personas se le concede y tú has sido un privilegiado que has sabido compartir con todos los que te hemos rodeado y en nuestro caso, además, reforzada por lazos familiares. Nunca dejaste de crecer la hierba en el camino de la amistad, lo que hizo posible que la hayamos conservado desde nuestra juventud. Han sido muchos años cabalgando al unísono, muchos de los cuales fueron muy prósperos donde los amigos te llueven porque la prosperidad hace amistades y la adversidad los prueba y ahí siempre has estado tú.

Decía Benjamin Franklin, un hermano puede no ser tu amigo, pero un amigo siempre será un hermano. Así me lo has demostrado porque a pesar de saber todo de mí me seguiste queriendo. Tus consejos me sirvieron de ayuda en mi andadura política como también su mediación en los momentos de crisis económica. El amigo es la persona que te socorre en cualquier faceta de la vida no el que te compadece. Bueno, Jesús, me estoy poniendo sentimental y empiezan a aflorar lágrimas que junto con estos versos quiero que sirvan de oración que perdonen mis pecados.

Señor, acoge en tus senos al hermano bautizado,

con tu nombre que en el Huerto siempre te ha acompañado.

Dale la vida a Jesús que a todos has prometido

por tu pasión y tu cruz ahora que está contigo.

Siempre será un referente, un ejemplo a los cofrades,

una oración permanente que refleja tus bondades.

Quiero tener un recuerdo para aquellos

que se fueron convencido Padre Nuestro que tu rostro ya lo vieron.

Con Enrique y con Luis, con Curro y con Antonio

a los que vimos partir dándonos su testimonio

como cristianos y cofrades del Huerto su patrimonio.

Jesús con túnica y capa, el cíngulo y antifaz,

tus medallas de oro y plata, donados a la Hermandad,

comencemos un museo a la memoria de quién hizo de su vida un rezo,

llamadlo Jesús Nogués.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Osborne renueva su comité de dirección tras el adiós de Bill Derrenger
chevron_right
'Grease' abre la maratón de cine gratuito en la Pasarela