Actualizado: 16:28 CET
Miercoles, 23/10/2019

El Puerto

Mere cumple su sueño y entrenará en Segunda

Lo hace con el Fuenlabrada tras quedar por delante del Castilla o del Atlético de Madrid 'B'

  • Baldomero Hermoso, Mere.

Nadie le ha regalado absolutamente nada. Nada. Baldomero Hermoso, Mere, es un entrenador de futuro, de largo recorrido, no es casual que le venga ahora el reto de entrenar en el fútbol profesional y en la Segunda División.

Mere, cuando colgó las botas en el Racing Portuense y se convirtió en el segundo de José Luis Burgueña, ya aventuraban que su paso por los banquillos le auguraba sus mejores premios. Era cuestión de tiempo.

Ya montaba vídeos de los rivales, seguimiento específicos a jugadores, jugadas ensayadas y con una preparación exhaustiva y profesional. No dejaba nada al azar, meticuloso buscaba hasta la música del momento que sirviera de motivación a un vestuario que lo acoge como lo que es, todo un líder y un estudioso sin fin de nuevas formas de entreno y versionador de otras facetas que aporten frescura, dinamismo y aprovechamiento a cualquier sesión preparatoria.

Su salto a la élite no es más que el que ha ido haciendo de los banquillos su sueño y su objetivo; y todo ello alternándolo con su trabajo. La apuesta de irse a Fuenlabrada le ha salido perfecta.

A su lado, Carlos Matallanas, otro viejo conocido del racinguismo, y que a pesar de sufrir ELA no le ha impedido hacer un papel magistral como  asistente. Su primera experiencia en Segunda División B fue con el Algeciras CF, con el que no pudo evitar el descenso de categoría.

El entrenador portuense firmó una buena temporada 2017-18 a los mandos del Cádiz ‘B’ con el que estuvo a un paso de lograr el ascenso a Segunda B tras quedar campeón. El año anterior consiguió ascenderlo de División de Honor a Tercera. Mere ha venido para quedarse.


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Afanas realiza iniciativas de cooperación con centros de Suecia
chevron_right
'Fridor' vuelve a pisar tierra más de un año después