Actualizado: 17:17 CET
Martes, 15/10/2019

El Puerto

Anydes denuncia su situación "insostenible" tras meses sin ayudas

Trabajadores sin cobrar o sin facturas que pagar, el Centro de Emergencia Social está colapsado ante la falta de solución del Ayuntamiento

  • Centro de Emergencia Social.

Desde la Asociación Anydes “queremos transmitir nuestra situación actual y nuestro sentir. Desde hace varios años tenemos un convenio con el Ayuntamiento de El Puerto para prestar servicio como albergue municipal y centro de Emergencia Social, del cual es un hecho que trabajamos a destajo, dando cobertura 365 días al año y damos solución a parte de la sociedad portuense más necesitada, además de dar cobertura a nivel estatal”.

El problema se está haciendo enorme y la situación, insostenible. Mientras en el Ayuntamiento se pasan la pelota unos a otros, mareando a los trabajadores y los usuarios

“Velar por los derechos de los seres humanos por el hecho de serlo, ya que como albergue da cabida a cualquier persona que lo demande, y un centro donde se acogen multitud de emergencias sociales en la búsqueda de un recurso mejor a su necesidad (desahucios de familias, transeúntes, toxicómanos en rehabilitación, permisos de prisión que no tienen familiares que los acojan…)”, apunta la asociación en nota de prensa.

“Como en años anteriores, ya que no es la primera vez que pasamos por esta situación delicada, nos encontramos en una situación terrible y desamparada, ya que nos falta recursos económicos con los que afrontar el día a día. Lamentablemente volvemos a encontrarnos con viejos fantasmas del pasado, ya que esta situación se repite cada año y cada año se recrudece más, ya que los problemas sociales son mayores y la desesperación de quien lo sufrimos va de la mano”, denuncian.

Auguran que “la circunstancia en la que nos encontramos no son alentadoras: impagos a proveedores, comida escasa y repetitiva (arroz y pasta), falta de útiles de higiene y limpieza (como papel higiénico, lejía, detergente, champú, gel,..) material de oficina, facturas de teléfono,… Además  los trabajadores llevan casi cinco meses sin cobrar, e incluso poniendo de su bolsillo el dinero para productos de limpieza y mantenimiento del centro”.

Anydes recuerda que “esta situación tan precaria nos hizo llegar a la difícil y triste decisión de no acoger a más personas necesitadas desde hace más de tres meses ya que no podemos darle los servicios mínimos y dignos que merece toda persona. Llevamos como 150 personas aproximadamente desde entonces que le hemos tenido que decir que no podemos ayudarle, que vuelvan a la calle porque aquí no van a estar mejor y aun así no ha servido para que el ayuntamiento de El Puerto cumpla con su compromiso y se ponga al corriente con el dinero”.

“Situación, apuntan, que nos impide hacer nuestra labor social y que merma ya no a los trabajadores sino a los verdaderos protagonistas, nuestros usuarios, que ven en nosotros su esperanza y que desgraciadamente tenemos que agachar la cabeza sin saber qué decir. Solo podemos decirles la realidad en la que estamos y que son libres de poder hacer lo que crean conveniente, que nosotros no podemos hacer más. Aunque seguimos intentando por todos los medios no dejar en la calle a los que aún continúan”.


“Pero el problema se está haciendo enorme y la situación, insostenible. Mientras en el Ayuntamiento se pasan la pelota unos a otros, mareando a los trabajadores y los usuarios, sin decir nada claro en puertas de unas elecciones que alargaría más el proceso; nosotros seguimos acumulando facturas y deudas”.

La situación de los trabajadores también es límite. “Trabajadores que también tiene que mantener familias, pagar hipotecas, guarderías,… y que ya no tienen medios de cómo seguir adelante en los próximos días, ya que se nos adeuda cinco meses de sueldo y nos encontramos en la más absoluta incertidumbre e inseguridad”.

Reconocen que “durante meses hemos intentado contactar con el alcalde sin recibir ninguna respuesta. Solo ahora cuando ya la situación es crítica, tampoco nos garantiza el pago por diferentes motivos, ajenos a nuestra responsabilidad y además por cercanía a las elecciones”.

“Nos encontramos ante una situación contradictoria, en la cual Bienestar Social nos exige atender los casos más difíciles de abordar derivandonoslo, porque somos un servicio municipal. Pero… ¿un servicio municipal abandonado y desprotegido? ¿Un servicio municipal obligado a trabajar con personas en exclusión social sin tener recursos económicos para poder solventar las necesidades por la que precisamente están en el Centro de Emergencia Social y sin poder prestar un servicio digno?”.

En resumen, “denunciamos la falta de compromiso por parte las instituciones públicas locales por el pago de la financiación. Ya que aunque somos una ONG prestamos servicio como entidad pública como bien hace referencia en su página web y no tenemos fondos propios ya que todo lo que recibimos tiene que quedar totalmente justificado, manteniéndonos hasta ahora con préstamos personales y de voluntarios y que tenemos la obligación de devolver. Por lo tanto, nos vemos abocados a dejar de gestionar el Centro de Emergencia Social si no se soluciona el problema en pocos días”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Mercado de la Concepción volverá a cerrar sus puertas
chevron_right
El CTM Portuense consigue nueve títulos en el Campeonato Provincial