Actualizado: 11:10 CET
Viernes, 19/04/2019

El Puerto

Una misión ¿imposible?

Deberá hacer la heroica; ganar los cinco partidos que le restan y esperar a que los resultados le acompañen

  • Racing Portuense.
  • Sexto y con un calendario a priori factible, deberá tener la efectividad, solided y regularidad hasta entonces ausente

el puerto | El destino del Racing Portuense en la presente temporada es lo más parecido al cuento de la lechera. Ya saben, aquel que debía dar por bueno una suposición para continuar dando por buena otra y así continuar y continuar hasta que ya el castillo de naipes se terminaba por caer y volver a la triste realidad. Pues algo parecido es el camino que le resta hasta entonces al equipo.

Siguiendo con los dichos populares, hay otro que le va como anillo al dedo: ‘Lo que mal empieza, mal acaba’. Y es que el equipo ha tenido más claro su objetivo que el desarrollo del mismo. Vaivenes y una montaña rusa que no le han ayudado nunca.

Que donde debía dar el do de pecho, en Paterna, nada salió como debía; que hay campos que más bien son reductos de rompepiernas y alegorías de la violencia primitiva e idiota del que a falta de otras distracciones mejores, alienta los instintos más cavernícolas y deleznables. Pero esa es otra historia ya perdida.

El Racing acudió con dudas y con presión. Los peores elementos para aliarse cuando vienen dadas. Es una moneda al aire para que lugareños, árbitro, rival y equipo se alineen favorablemente. Son tan volubles que más que una lotería termina siendo un infortunio. Jugárselo todo a una carta pocas veces termina yendo bien, de ahí que el resultado final lo diga todo: goleado, expulsado, agredido, desquiciado...

Una guerra que siempre gana el idiota por la experiencia adquirida en categorías en las que no saldrá por más que la Andaluza se empeñe en rizar el rizo. Y por muy líder que vaya. La categoría no está reñida con la división. Al Racing se le ha complicado su futuro deportivo. Ya no lo controla, y lo que es peor, que cada minuto que pasa más opciones tiene de empeorar y menos de salir indemne. Al tiempo.

Lo que le queda

Si el Racing es capaz de romper con la lógica y vencer a los números y a las probabilidades, lo vamos a empezar ver con el transcurrir de las próximas jornadas. No queda otra. A los rojiblancos las opciones que les quedan pasan por vencer en los cinco partidos que le restan -todo un reto- y esperar a los demás. Sí, ganarlo todo.

O dicho de otra manera, el Racing ya no depende de sí mismo para conseguir ascender. Haber ido tirando por la borda las opciones de continuar mandando en su destino, es lo que tiene.

De los contratiempos -que no son pocos- que debe hacer frente, hay uno que es innegociable: jugará un partido menos que el resto de sus rivales. Para el Racing la Liga terminará el 12 de mayo, para el resto el 26. Para lo bueno o lo malo le va a sobrar al menos una jornada para conocer su final.

De las cinco finales, al menos, va a intentar que todas lleguen siendo claves y no tirar también estas a las primeras de cambio, pues de sacar adelante éstas, será determinante para seguir optando a tener opciones.

El primer evite que deberá sacar adelante será este domingo en El Juncal (18.00h), será el primero de los tres que aún le quedan por disputar ahí. Recibe al Tiempo Libre de Cádiz, en tierra de nadie y con clara mejoría tras dos victorias consecutivas. En la ida se perdió 2-1. Posteriormente le tocará visitar al Cañorrera, que en la actualidad está en mitad de la tabla.

A continuación, otra vez en en El Juncal, en la última jornada del mes de marzo, acogerá el duelo ante el Amigos Cruz Roja, que si bien ahora tiene serias opciones de alcanzar la tercera plaza, habrá que ver en qué liza llegará a El Puerto. Contando de que todavía las opciones de poder ascender sigan siendo factibles, en el último desplazamiento liguero se las verá ante el Sanix Chiclana.

La mejor noticia sería que todavía tenga opciones reales, pues en su último partido recibirá al Alma de África -colista y con una única victoria en Liga- con posibilidades.

Motivación, no queda otra

Ese es el cuadro en el que está encuadrado los racinguistas. Es una ecuación que se pudiera despejar en cualquier momento. Opciones reales de meterse entre los tres primeros tiene, pero no es menos cierto que anclado en la sexta posición, deberá tener toda la efectividad, superioridad, mejoría y suerte juntas que no ha tenido en todo este tiempo. ¿Misión imposible?

Se repite la historia

Por más que la competición terminó ante de lo previsto y hubo tiempo para planificar y preparar otra temporada más, lo cierto es que a tenor del devenir de la competición, el equipo ha sucumbido por los mismos errores y en las mismas circunstancias que el año pasado. Todavía con opciones, remotas, para conseguir el objetivo de ascender de categoría, lo cierto, es que cuando más necesitaba de las victorias en momentos cruciales, el resultado, los números, han sido siempre los mismos. Los errores de principio de temporada y fallos cruciales en encuentros claves han lastrado a un equipo que ahora echa en falta de esos puntos que lo hubieran colocado en los puestos altos de la tabla. A cinco partidos para que finalice la Liga- el reto tendrán seis-, el Racing entra en la contrarreloj de parar el tiempo y ganar en su lucha interna de ascender. Toca hacer la heróica.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Raúl Capdevila, cabeza de lista de Vox al Senado por Cádiz
chevron_right
A una alegría para certificar la tranquilidad

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.