Actualizado: 12:46 CET
Jueves, 20/09/2018

El Puerto

Las quejas al bando de playas se repiten

Los usuarios piden que los socorristas permanezcan desde mayo hasta octubre, como ocurre en otras ciudades cercanas

  • Basura en plena playa

El bando de playas 2018 despierta recelos, reclamaciones y quejas de los usuarios, bien por la sobrepotección que muestra el Consistorio con respecto a las playas y a la poca capacidad de reacción del bañista, o por la falta de respuesta a ciertos problemas o necesidades con respecto a la época veraniega.

El primer debate, y que se alarga durante todo el año, es el de la presencia de los perros en las playas, una práctica que está prohibida en el bando y durante el resto del año, a pesar de que hay quien considera que tiene derecho de acudir con su mascota bien temprano o cercana la noche, a pesar de que la Policía Local podría multar a los usuarios infractores. Así, se eterniza el debate de la necesidad de acotar un espacio para los perros, cuestión que ha sido ampliamente debatida pero que aún no ha tenido una respuesta municipal. Que el servicio de socorrismo comience en junio y finalice a mediados de septiembre es otra cuestión que los usuarios no entienden, y por eso año tras año reclaman que éste se amplíe.

Debido al buen tiempo que reina en la ciudad, consideran que se debería ampliar el socorrismo desde mayo a finales de septiembre o principios de octubre, como ocurre en ciudades cercanas como Cádiz. Y es que “tenemos derecho a ir a la playa en meses que no se estipulan de temporada alta, pero a veces tememos que pase algo y no haya servicio de socorrismo. Por eso hay gente que no va a la playa fuera del tiempo que el Ayuntamiento considera que tenemos que tener socorrismo”, explica Luis H.

Con todo, los portuenses han acogido de buen grado que el servicio de aseos se extienda hasta el 14 de octubre, puesto que “si sigue haciendo buen tiempo, está genial poder contar con un lugar así”, indica M. S. En las mismas condiciones entienden que debería ofrecerse el servicio de socorrismo. Otra de las premisas recogidas en el bando de playas es la mantener las playas limpias. Cada usuario es responsable de cuidar el espacio natural, depositando en papeleras y contenedores sus residuos.

Ante esto hay distintas reclamaciones, puesto que “este año, sobre todo en el mes de agosto, ha habido mucha más gente, por lo que los contenedores habilitados en la playa se quedan cortos”, especialmente a lo largo de los fines de semana. “Por eso el Ayuntamiento se debería de preocupar de poner más papeleras, porque de otro modo no tenemos la culpa los que venimos a la playa, porque si no hay espacio tenemos que dejar nuestras bolsas fuera de los contenedores”, lo que deja una imagen de la playa “poco gustosa”.

Los padres no entienden por qué se prohíbe el juego con pelotas o por qué el Consistorio no acota espacios para este tipo de entretenimiento y ocio, sobre todo teniendo en cuenta a los más pequeños. Y en general la ciudadanía no entiende por qué se persigue la venta ambulante, especialmente la de dulces o camarones. Entendiendo que son productos que se pueden ver perjudicados con el calor, consideran que hay que dar facilidades para que se puedan ofrecer, pero no consideran que la policía requise la mercancía a estos vendedores, “porque solo es gente que intenta ganarse la vida”.

En agosto ya hubo un enfrentamiento de la gente con la Policía Local en La Muralla por esta premisa.

Valdelagrana

En Valdelagrana continúa la cruzada de los usuarios con los que practican deportes de vela, surf, windsurf o kite surf. Hay familias que se tienen que trasladar sus espacios habituales en la playa por la presencia de estos deportistas, sin que haya un acuerdo de si tienen que tener un espacio reservado y dónde. Ya hace años ocurrió esta misma circunstancia, por lo que la práctica de deportes de vela y acuáticos llegó casi a desaparecer en Valdelagrana, pero los usuarios consideran tener derecho a practicarlos, mientras que los bañistas exigen poder estar en la playa tranquilos sin temer por la seguridad de los más pequeños.

Centrar esfuerzos en la prohibición de los perros

Son muchos los usuarios que siguen pidiendo que los perros tengan su espacio en la playa, pero a pesar de las advertencias por la megafonía, parece que no acaban de enterarse de que está prohibido llevar a los perros a la playa, en temporada alta y baja. 

El usuario pide alargar el servicio de socorrismo

Los usuarios de las playas consideran que el servicio de socorrismo debería comenzar en el mes de mayo y finalizar acabado el mes de septiembre, por lo que siguen reivindicando al Consistorio que se tenga en cuenta esta petición. 

La megafonía y el vallado llegan tarde

 Los usuarios consideran que la megafonía de las playas han llegado tarde (a finales de agosto, ya denunciado por el PP), y el vallado de La Muralla para el paso de la silla anfibia, también, colocado hace escasos días. Consideran que se debe plantear antes. 

Seguridad desmiente ‘fake news’ sobre tiburones

La Concejalía de Seguridad ha desmentido días atrás una ‘fake news’ relativa al avistamiento de un tiburón de unos dos metros en la playa de La Puntilla, con lo que supuso de temor entre los bañistas y usuarios repartidos por la costa portuense. 

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiAndaluca Informacin Andaluc�a Informaci�n